Columna
i

Dos blancos

En los cientos o miles de asaltantes del Capitolio las consignas y los atuendos variaban, pero había algo que identificaba a todos: el color de su piel

Partidarios de Donald Trump, durante el asalto al Capitolio en Washington, Estados Unidos, el pasado 6 de enero.
Partidarios de Donald Trump, durante el asalto al Capitolio en Washington, Estados Unidos, el pasado 6 de enero.JIM LO SCALZO/EPA/EFE / EL PAÍS

Me fijé en las fotos de los reportajes periodísticos, en las imágenes de todos los informativos, algunas en directo, y nada: se veía sólo una porción del género humano. ¿Por la nieve? La nieve aquí caía, es verdad, con su luminaria post-navideña llena de símbolos, ramas de árbol rotas, estalactitas colgantes como espadas de Damocles de un firmamento que te puede caer encima, la alfombra helada donde puedes caerte tú y romperte la crisma. Para el resbalón no hay vacuna; sólo yeso, o titanio....

Más información

Lo más visto en...

Top 50