Columna
i

Nosotros

Ahora, los enemigos de la unidad europea son los reaccionarios de siempre, los idólatras de la identidad, pero ahora cuentan con el socorro de partidos arcaicos maquillados de progreso

Las banderas de los países de la UE, en el Parlamento de Estrasburgo.
Las banderas de los países de la UE, en el Parlamento de Estrasburgo.Philipp von Ditfurth / GTRES

La primera unidad europea fue consecuencia de la potente civilización romana que tuvo la capacidad de acoger bajo su fortaleza al continente entero. La fuerza militar y la aplicación de un Derecho civil eficaz lograron que toda Europa hablara latín. La segunda unidad, tras la disolución feudal del imperio, comenzó a forjarse con la potencia industrial y el talento de los ingenieros del siglo XIX. Fue la red de ferrocarriles la que derribó, como una gigantesca máquina de coser, las murallas nacionales hasta convertirlas en costurones a través de los cuales podían circular todos los europeos. As...

Lo más visto en...

Top 50