A pedradas contra el adulterio

Sakineh Ashtiani cumple condena en una cárcel iraní acusada de haberle sido infiel a su marido, un delito penado con la lapidación en Irán