Artículo bajo registro

¡Ay la tele!

Si siempre me pareció latosa, mediocre, convencional, histérica, sensacionalista, en el año que ha transcurrido desde el arranque de la peste se ha superado a sí misma