En colaboración conCAF

La ‘ciudad esponja’: diez soluciones para resolver el problema del agua en México

La arquitecta mexicana Loreta Castro Reguera ha diseñado diez prototipos para lidiar con sequías y lluvias torrenciales. Ecatepec, la segunda urbe más poblada del país, ya las ha puesto en marcha

Vista de una zona habitacional en Ecatepec, Estado de México.
Vista de una zona habitacional en Ecatepec, Estado de México.Cortesía

Hay ciudades que se han olvidado de integrar en su imagen uno de los elementos más importantes para garantizar su supervivencia: el agua. Mientras urbes enteras se diseñaban en función del manejo de los recursos, hoy nos conformamos con abrir una llave y verla correr sin pensar en todo lo que se necesita para que esto suceda. Hay una ruptura entre habitantes, ciudad y agua. Cuando se deja ver, lo hace en forma de fuentes ornamentales, símbolo de lujo y desperdicio. También aparece de manera agresiva en época de tormentas, creando inundaciones. Esto pone en evidencia el mal diseño de la ciudad contemporánea.

Para mitigar el derroche de un recurso esencial para la supervivencia humana hace falta creatividad y esfuerzo de profesionistas vinculados al diseño del espacio. Esto es lo que ha hecho la arquitecta mexicana Loreta Castro Reguera (Ciudad de México, 43 años), quien ha creado 10 propuestas de prototipos hídricos para resolver el problema del agua en México. Autora del libro La imagen del agua en la ciudad (Arquine, 2022), la arquitecta egresada de la Facultad de Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestra en diseño Urbano por la Universidad de Harvard está convencida de que se puede lograr una gestión hídrica sustentable a través de estrategias como la ciudad esponja, un proyecto urbanístico que permite a las ciudades almacenar y potabilizar el agua residual.

La historia muestra una carrera sostenida de varios siglos entre el tejido urbano y los cuerpos de agua. En Ciudad de México, el hecho de cubrir terrenos naturales que habían estado ocupados por el agua durante milenios ha tenido consecuencias drásticas en las continuas inundaciones. La tierra vacía, blanda e inestable es devorada por la urbanización. El agua, en cualquier caso, vuelve a ocupar su sitio. Hoy, la capital de México además es propensa a hundimientos, escasez de agua y agrietamientos.

“La Ciudad de México quizá sea la urbe con la transformación más drástica de su entorno natural. De haber sido una ciudad asentada sobre cuerpos de agua, ahora le quedan poquísimas trazas de este paisaje hídrico. Los más de 20 millones de personas que la habitamos estamos sometidos a vivir continuamente en la paradoja hídrica: escasez de agua potable y exceso de agua pluvial”, explica a EL PAÍS Loreta Castro, reconocida por sus proyectos de arquitectura sustentable. Esta condición es, sin embargo, su gran fuerza. La Ciudad de México, afirma la arquitecta, tiene todas las posibilidades de gestionar su propio agua a través de sus miles de espacios públicos.

La arquitecta mexicana Loreta Castro Reguera.
La arquitecta mexicana Loreta Castro Reguera.Cortesía

“Propongo un sistema descentralizado, pulverizado a lo largo y ancho de la mancha urbana, que desahoga el estrés al que está sometido el sistema actual, de tal manera que la nueva forma de gestionar el agua sea un híbrido entre los sistemas tradicionales y las infraestructuras paisajísticas suaves. La Ciudad de México profundamente arraigada en su historia pero cosmopolita y moderna a la vez es capaz de reinventarse continuamente. ¿Qué nos detiene ante la posibilidad de generar un sistema hídrico donde el agua vuelva a ser protagonista de nuestro paisaje?”, se pregunta la arquitecta.

En ese sentido, la arquitecta ha planteado diez prototipos para resolver el problema del agua, que ya se han puesto en marcha en Ecatepec, una ciudad 1,8 millones de personas aledaña a la capital y la segunda urbe más poblada de México. Debido al rápido crecimiento de la Ciudad de México durante la segunda mitad del siglo XX y la consiguiente expansión de su área metropolitana, el desarrollo de esa urbe se produjo sin una planificación suficiente. Se vendieron tierras agrícolas y de cría que se convirtieron en escenario de la mayor zona industrial de México durante la década de 1960.

“Se requiere un gran esfuerzo para cambiar un sistema que ha funcionado durante más de 450 años. El agua que buscamos es la que empapa los interiores y exteriores de la imaginación”, afirma la arquitecta mexicana. Estas son las propuestas que plantea Loreta Castro Reguera para una mejor gestión del agua:

1. Sanitarios públicos

Tiene la característica de captar el agua pluvial a través de su cubierta, conducirla hacia una cisterna por medio de unos canalones y reutilizarla para el funcionamiento de los sanitarios.

Diseño de los sanitarios públicos.
Diseño de los sanitarios públicos.Cortesía

2. Torre de agua

La torre es un gran captador de agua pluvial. A través del fuste, el agua se va filtrando y se almacena en una cisterna del mismo diámetro de la torre. Se accede al algua mediante bombas manuales.

Diseño de la torre de agua con bebedero.
Diseño de la torre de agua con bebedero.Cortesía

3. Piscina pública

Se desplanta en un terreno rodeado de vivienda residencial con la intención de que sea cuidada y utilizada por los vecinos.

Diseño de la piscina pública.
Diseño de la piscina pública.Cortesía

4. Lavaderos públicos

La cubierta puede captar hasta 70.000 metros cúbicos de agua al año, suficientes para abastecer los lavaderos públicos de la comunidad circundante. El proyecto funciona con agua de lluvia y tiene la característica de ser montable y desmontable.

Diseño de un lavadero público.
Diseño de un lavadero público.Cortesía

5. Terraza filtrante

Es la estrategia paisajística para la intervención que se hizo en el Parque Hank González, en Ecatepec, donde se terraceó todo el territorio con la intención de detener la erosión y mejorar la infiltración natural del agua de lluvia, aprovechando las cualidades de este suelo, que es el mejor para este propósito. Las circulaciones entre las terrazas están dadas por la continuación de las calles que antes chocaban con el muro del parque, ahora removido. En estas terrazas se desarrolla el programa del espacio público.

Diseño de la terraza filtrante.
Diseño de la terraza filtrante.Cortesía

6. Techo verde

El planteamiento consiste en hacer un gran techo verde público, que dote de espacios vegetados a la población circundante. Abajo de este techo pueden circular tanto personas como vehículos y subir por medio de núcleos de escaleras. El techo también almacena en grandes tinacos el agua de lluvia que cae sobre él.

Diseño del techo verde.
Diseño del techo verde.Cortesía

7. Humedal huerto

Se capta el agua de lluvia en el nivel de piso y se bombea a la torre de agua. Desde la torre de agua se deja caer el líquido para que pase por tres canales elevados, con vegetación, que funcionan a manera de humedales. El agua tiene una última caída hacia un espejo de agua que luego la distribuye por medio de un sistema de canales para riego en un huerto de árboles frutales.

Diseño del humedal huerto.
Diseño del humedal huerto.Cortesía

8. Plaza cisterna

Ayuda a mitigar las inundaciones río abajo. En época de secas, esta plaza funciona como una cancha de fútbol, mientras que los escalonamientos que en lluvias son un hidrómetro (un instrumento para medir el caudal), en secas son gradas.

Diseño de la plaza cisterna.
Diseño de la plaza cisterna.Cortesía

9. Fuente de lluvia

Su función consiste en conducir el escurrimiento de agua de lluvia hacia una cisterna abierta. Subraya la necesidad de dejar correr el agua de lluvia y la posibilidad de retenerla y utilizarla. Celebra los caminos del agua a través de canales elevados, saltos y aljibes.

Diseño de una fuente de lluvia.
Diseño de una fuente de lluvia.Cortesía

10. Piscicultura

Su función consiste en generar un sistema de tratamiento de agua residual a través de humedales de pulimento y lagunas para piscicultura. Estas lagunas sirven para dar un último tratamiento al agua, además de que se convierten en una fuente de alimento y trabajo.

Diseño del humedal para piscicultura.
Diseño del humedal para piscicultura.Cortesía


Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS