“Muchas mujeres ni siquiera saben que las pruebas del embarazo son opcionales ni conocen sus derechos”

Laia Casadevall, matrona y activista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, acaba de publicar ‘Guía para un embarazo consciente’ con el objetivo de aportar a las que así lo deseen toda la información que deberían tener para enfrentarse a la maternidad

Laia Casadevall, matrona y activista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
Laia Casadevall, matrona y activista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Cada vez más mujeres buscan vivir una maternidad informada. Ahora, que aparentemente somos más libres para decidir cuándo, cómo o con quién, también lo somos –aparentemente– para plantearnos con más libertad cómo vivir este proceso vital. Digo aparentemente, porque las circunstancias y el entorno también influyen enormemente en nuestras posibilidades y en nuestras decisiones con respecto a nuestro embarazo, parto y postparto. Laia Casadevall, matrona formada en Reino Unido por la City University of London y activista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, acaba de publicar Guía para un embarazo consciente (Vergara) con el objetivo de aportar a las mujeres que así lo deseen toda la información que deberían tener para enfrentarse a la maternidad con una mayor confianza. Una información rigurosa, clara, y amparada por el paraguas de la ciencia para que las mujeres puedan ser protagonistas, y no espectadoras, de su propio proceso.

Más información
Dos padres miran a su recién nacido.
Ser madre o padre, el mejor oficio del mundo
Anna Llena, autora e ilustradora española de álbumes ilustrados infantiles.
Anna Llenas: “El embarazo es un buen momento para pararse y darse tiempo a una misma”

PREGUNTA: ¿Cómo definiría lo que es un embarazo consciente?

RESPUESTA: Que la mujer tenga o viva el embarazo de forma consciente implica que pueda disfrutar de la experiencia desde la confianza en su cuerpo y su bebé, la información veraz, objetiva y científica sobre todo el proceso, las pruebas disponibles, sus derechos y opciones para poder tomar decisiones informadas, y la conexión con su criatura y el proceso que está viviendo.

P. ¿Somos realmente libres para tomar nuestras propias decisiones con respecto a las pruebas que nos realizan durante el embarazo o cómo manejamos nuestro proceso de parto?

R. Actualmente las mujeres no reciben toda la información. Muchas mujeres ni siquiera saben que las pruebas del embarazo son opcionales ni conocen sus derechos. El sistema actual de atención al parto y nacimiento en España sigue teniendo una tendencia intervencionista y paternalista donde el profesional de la salud adopta un rol autoritario. Pero la realidad es que tenemos derecho a tomar decisiones informadas. Y sin información adecuada y accesible no podemos ser realmente libres en nuestras maternidades. Si no conocemos todas nuestras opciones, en realidad no tenemos ninguna. Por este motivo creo que este libro puede ser un gran apoyo para toda mujer embarazada que desee tomar las riendas de su maternidad. Porque el poder nos pertenece solamente a nosotras.

P. Según la ley de autonomía del paciente, nuestra decisión para siempre por encima de cualquier protocolo o recomendación sanitaria. También en el proceso de parto. Sin embargo, ¿nos sentimos más vulnerables en ese momento? ¿Tanto como para aceptar determinadas intervenciones?

R. Así es, los protocolos son simplemente recomendaciones. Y por encima de cualquier protocolo están nuestras decisiones. Pero no podemos tomar decisiones informadas si no conocemos toda la información. Y por este motivo es tan importante informar-nos previamente al parto y buscar profesionales que nos acompañen según nuestras preferencias, para que en el gran día no haya sorpresas en el tipo de atención que recibimos. Durante el parto estamos sumergidas en el proceso y no es momento para luchar, sino para confiar. Si te dicen que es necesaria alguna intervención en el parto, muy probablemente en ese momento de vulnerabilidad aceptarás. El problema surge después, cuando nos damos cuenta de que quizás esa intervención no era necesaria.

P. ¿Por qué la matrona debe ser el profesional sanitario de referencia para acompañar todo el proceso de embarazo, parto y postparto?

R. Las matronas somos profesionales autónomas especializadas en la salud sexual y reproductiva de la mujer. Según la Organización Mundial de la Salud, las mujeres embarazadas deberían poder acceder a modelos liderados por matronas dado que la evidencia científica muestra que este modelo de atención reduce las intervenciones en el embarazo y parto y mejora los resultados maternos y neonatales así como la experiencia materna en comparación con otros modelos de cuidados. En mujeres de bajo riesgo (que somos la mayoría), las matronas somos las profesionales de referencia, mientras que en embarazos de riesgo, son los ginecólogos los profesionales referentes.

P. ¿Cuáles son las únicas razones que podrían justificar la práctica de una episiotomía?

R. La episiotomía es el corte quirúrgico que se realiza en el periné de la madre durante el expulsivo del bebé. Actualmente solamente estaría justificado realizar esta intervención en casos de sospecha de sufrimiento fetal, es decir, cuando el bebé necesita nacer de forma inmediata o en algunos partos instrumentados y siempre requiere un consentimiento informado previo.

P. En España el porcentaje de episiotomías durante el parto supera el 40% de los partos vaginales, muy por encima de las recomendaciones oficiales del Ministerio y de la OMS que se sitúan en un máximo del 10%. ¿Por qué esta soltura a la hora de hacer una intervención como esta?

R. España supera con creces las recomendaciones oficiales y los porcentajes de episiotomía siguen siendo alarmantes. Esto es debido a la falta de actualización profesional y a que los partos siguen siendo muy intervenidos en nuestro contexto. Además de la falta de confianza en nuestros cuerpos por parte de los profesionales que nos acompañan.

P. Algunas mujeres tienen auténtico terror a que durante su parto les acaben haciendo una intervención innecesaria. ¿Cómo afecta esto a la experiencia de parto?

R. Vivir con tanto miedo y terror el proceso afecta negativamente a la experiencia. Muchas veces el miedo es debido al desconocimiento. Por este motivo es tan importante la información previa y buscar un buen acompañamiento que nos transmita seguridad, confianza y paz en nuestros cuerpos y nuestros bebés.

P. ¿Qué diría que necesitamos para parir con seguridad?

R. Necesitamos confianza plena en nuestro cuerpo y nuestro bebé y profesionales actualizados y respetuosos con la fisiología y nuestras decisiones.

P. Me gusta mucho una reflexión que hace al final del libro insistiendo en lo necesario que es que se atiendan los embarazos y los partos desde una mirada de normalidad porque “más intervenciones no se traducen en mejores resultados maternos o neonatales”. Esto requiere un cambio en los profesionales sanitarios, pero no sé si también a nivel social: ¿seguimos relacionando el parto como un proceso peligroso?

R. Sí, aquí seguimos en un paradigma muy medicalizador e intervencionista que pone el foco en el miedo. Creemos que cuantas más intervenciones y pruebas más seguridad. Y esto no es así. Estar embarazada por norma general es un proceso de salud y bienestar. Y sabemos que en los procesos fisiológicos, intervenir de más se traduce en peores resultados y experiencia.

La mayoría de los embarazos y partos deberían ser normales, de bajo riesgo y vividos desde la confianza, aunque en nuestro contexto es difícil llegar al final del embarazo sin ninguna etiqueta de riesgo. Y esto significa que algo no estamos haciendo bien.

El cambio de paradigma tiene que empezar por los profesionales y el sistema. Si los profesionales no confían y cambian la mirada, difícilmente lo podremos hacer las mujeres. Así que el foco se tiene que poner en un cambio global que empiece por más autonomía de las matronas, formación basada en un paradigma de la normalidad y la salud, actualización de todos los profesionales, invertir en otros modelos de atención al parto y nacimiento como las casas de parto o el parto en casa (como ya están haciendo países de nuestro entorno) y después, poco a poco, esta percepción de normalidad llegará a las mujeres a través de los cursos de preparación a la maternidad y las visitas con sus profesionales de referencia.

Laia Casadevall publica 'Guía para un embarazo consciente'.
Laia Casadevall publica 'Guía para un embarazo consciente'.

P. Dice también que vivir una maternidad informada, con control y plena consciencia, nos hace más libres y poderosas. También es un poco frustrante cuando tú estás informada, pero no acompaña el entorno. ¿Cree que cambiará ese entorno si muchas mujeres cambiamos nuestra mirada a la maternidad?

R. Claro, es un cambio lento, pero que ya es imparable. Cada vez son más las profesionales y mujeres que luchamos por este cambio de mirada. La maternidad volverá a ser nuestra.

P. Por último, ¿qué le diría a una mujer que esté embarazada o planeando quedarse embarazada?

R. Que está viviendo uno de los momentos más mágicos y trascendentales de toda su vida. Que la experiencia, ya sea buena o mala, quedará grabada en su cerebro para siempre. Que no hay segundas oportunidades y que por este motivo vale la pena poner consciencia absoluta en todo el proceso y tomar las riendas de su maternidad. Para mí las claves son la información y el acompañamiento. Información para poder ser libre en sus decisiones y elegir un acompañamiento de una profesional actualizada y respetuosa con sus necesidades, elecciones y preferencias que entienda su lugar de acompañante. Porque el control de nuestras maternidades nos pertenece a nosotras, no a los profesionales de la salud.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS