¿Qué son las madres de día?

Estas profesionales de la educación y la crianza pueden ser una opción a la escuela infantil. La pandemia ha impulsado su presencia en España

Un niño juega en el salón.
Un niño juega en el salón.unsplash

En España, la actividad de madre de día no resulta ni muy conocida ni suficientemente demandada por las familias con bebés y niños. Esta situación confronta con otros países europeos como Alemania, Inglaterra o Suiza, donde sí es muy valorada, se desarrolla desde hace bastantes años, está regulada por el Estado y las personas reciben una ayuda económica para sufragarla. Las madres de día son profesionales de la educación y de la crianza. En su hogar o casa nido, acogen y atienden a un máximo de cuatro niños (tres si hay un niño con menos de un año) de entre cero y seis años, preferentemente de cero a tres.

Estas profesionales acompañan al niño, apoyan su autonomía personal, son su figura de apego cuando sus padres no están y respetan un periodo inicial de adaptación. “Tratamos a los niños como si fueran los nuestros. Nuestros nidos son hogares llenos de calma, amor y apego. Están totalmente acondicionados con sistemas de protección infantil, buena luz natural, ventilación y juguetes seguros. Hacemos lo posible para atender las necesidades del niño y las familias se sienten más cómodas con todo esto”, subraya Raquel Pino, técnico superior en Educación Infantil, secretaria de la asociación AMADIMA (Asociación de Madres de día de Madrid) y madre de día de Piecitos en Casa (Ensanche de Vallecas, Madrid).

Más información
Día de la Madre: el don y la generosidad de la vida
Casas nido para la Galicia envejecida donde los niños son el tesoro

“La tranquilidad de acudir a una mamá de día es sentir como si tu hijo estuviera contigo. Al niño no le faltan abrazos, mimos, cariño y el apoyo de una persona que se desvive porque su vida y la de los padres sean más fáciles. Nos ponemos en el lugar de la propia madre. Eso es lo que yo he sentido. Es amor verdadero en un entorno de máxima confianza”, añade Gema Villalba, madre de una niña que acude a Mi pequeño mundo, en el Ensanche de Vallecas, Madrid. “En este curso que comienza, hemos notado que más familias han mostrado interés en pertenecer a un proyecto así. Sobre todo, porque somos un grupo burbuja real muy pequeño”, manifiesta Silvia López, presidenta de la asociación y madre de día de La Casa de LuMa (Getafe). AMADIMA, como otras casas nido, cuentan con protocolos de actuación de medidas e higiene frente a la covid-19 en constante revisión.

Los costes para atender a los niños en los hogares están entre los 300 y 500 euros. “Estamos solicitando que se incluya el cheque guardería o alguna ayuda estatal que por ahora no tenemos. Sin embargo, la gente debe pensar que se trabaja con enseñanzas alternativas e individualizadas. Somos una forma de conciliación real para la familia por nuestro horario más flexible”, sostiene la presidenta de AMADIMA.

El camino hacia la regulación

En la Comunidad de Madrid este servicio está regulado por la Consejería de Políticas Sociales y Familia. “Decidimos dar el paso de crear AMADINA a nivel regional porque en la capital estamos reguladas desde octubre de 2015, convirtiéndonos en una opción real, legal y de calidad para los niños”, asevera López. “Desgraciadamente, como en otras profesiones y más con la situación actual, hay intrusismo con personas sin titulación oficial ni hogar adaptado. De aquí radica la importancia de que todas las que ejercemos esta profesión estemos reguladas y recibamos las inspecciones pertinentes”, prosigue la presidenta de la asociación. Además de en la capital, también existe regulación en zonas rurales de Galicia de menos de 5.000 habitantes y en la Comunidad Foral de Navarra.

Casa nido 'Los Ñeros' (Asturias).
Casa nido 'Los Ñeros' (Asturias).

De otro lado, otras Comunidades Autónomas están luchando por sus derechos como profesionales como es el caso del Principado de Asturias, que cuenta con la asociación Los Ñeros. “En Asturias tenemos cuatro hogares o casas nido en Oviedo (Eme-casa nido-, Raposina y Curuxina, Okapi y La casina de Lu), una en Siero (Raitán) y dos en Gijón (Aguamarina y Koala)”, explica María Cadierno, maestra de educación infantil y directora de Eme, casa nido en Oviedo.

Cadierno declara que crearon su asociación para ofrecer apoyo a los profesionales: “Con la asociación, ofrecemos visibilidad en nuestra comunidad. Nos asociamos también a la Red de Madres de Día de Madrid para sentirnos más respaldadas. Nos guiamos por sus estatutos y requisitos para formar las casas nido y en nuestro caso, por la no regulación y al ser privados, hemos de convenir un contrato familia-casa nido”. “Favorecemos actividades con los niños al aire libre -siempre teniendo presentes sus ritmos de desarrollo- y con ello las probabilidades de contagio, no solo del virus, sino de otras enfermedades, se reducen considerablemente”, asegura esta maestra.

Los tiempos cambian y la sociedad se va adaptando a las necesidades y demandas de la población. “Cada madre de día trabaja en su propia casa adaptada, pero en ocasiones realizamos actividades conjuntas. Trabajamos juntas de cara a la tan imprescindible regulación. No somos ilegales, somos alegales. Nuestro trabajo es uno como tantos otros que están surgiendo en España y que todavía no están reconocidos”, termina Cadierno.

Madres de día: requisitos, titulaciones y cursos

Silvia López, magistrada en educación infantil, presidenta de la asociación de AMADIMA, explica que a las madres de día se les requiere cumplir los siguientes requisitos, titulaciones y cursos:

  • Estar dadas de alta como autónomas (jornadas de 8 horas).
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Titulaciones oficiales de magisterio de educación infantil, técnico superior de educación infantil, pedagogía o psicología.
  • Formación en pedagogías respetuosas, Montessori, Emmi Pikler, Reggio Emilia, disciplina positiva, movimiento libre, apego seguro…
  • Curso de primeros auxilios con bebés y niños
  • Carnet de manipulador de alimentos: Se cocina diariamente y por menú.
  • Poseer el certificado de ausencia de delitos sexuales (como en cualquier trabajo relacionado con la infancia).

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS