Más de 50 millones de estadounidenses han votado a 11 días de las elecciones

La cifra alcanza el total de votos anticipados emitidos en 2016 e indica una posible participación histórica

Electores hacen fila fuera de un centro de votación en Vienna, West Virginia.
Electores hacen fila fuera de un centro de votación en Vienna, West Virginia.STEPHEN ZENNER (AFP)

El voto anticipado en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre bate récords. Cuando aún faltan 11 días para la cita con las urnas, ya han votado más de 50 millones de estadounidenses, tanto de forma presencial en centros electorales ya abiertos como por correo, superando el total de los sufragios emitidos antes de la jornada electoral de 2016. La cifra representa un 37% del total de los votos escrutados finalmente hace cuatro años. Ya sea por el intento de evitar un posible contagio del coronavirus o por entusiasmo, los datos indican que la participación electoral el próximo 3 de noviembre puede ser histórica.

De los 50 Estados de la Unión, 19 cuentan con bases de datos públicas que permiten conocer el partido en el que están registrados los votantes. Entre ellos, figuran territorios clave como Florida, Carolina del Norte y Pensilvania. Hasta ahora, la participación anticipada de los demócratas en los 19 Estados con registro público supera con creces a la de los republicanos, con una media del 50,2% frente al 27%.

No obstante, en Carolina del Norte, el margen entre los votantes de ambas bancadas que ya han emitido su voto se ha reducido a la mitad desde el pasado lunes, según la empresa de análisis de datos Catalist, con un 43% de demócratas registrados que ya han votado frente al 27% republicano. En este Estado, con un historial de votar a veces por los republicanos y otras por los demócratas, ya han emitido su voto cerca de 2,5 millones de ciudadanos, lo que supone más de la mitad de todos los sufragios de Carolina del Norte en 2016, y supera la cantidad de votos que obtuvo Trump en el territorio cuando ganó la elección a la presidencia.

En Florida, el más grande de los llamados Estados pendulares, con 29 de los 270 votos electorales que necesita un candidato para proclamarse presidente, la diferencia entre la participación adelantada de demócratas y republicanos también empieza a reducirse a medida que se acerca la jornada electoral, pero sigue siendo más alta entre los partidarios del candidato Joe Biden (46% frente a 33%).

Según los sondeos, los jóvenes del Estado sureño están saliendo en masa a las urnas. Aunque es un grupo demográfico que se caracteriza tradicionalmente por una baja participación en los comicios, suele favorecer al Partido Demócrata. Desde hace más de un mes, Trump visita semanalmente alguna ciudad de Florida para realizar un acto de campaña. Hoy el mandatario tiene previsto votar de manera anticipada y presencial en West Palm Beach. Por su parte, el expresidente Barack Obama protagonizará un evento en Miami para apoyar a su exvicepresidente.

En Texas, un bastión republicano que este año se ha convertido en terreno disputado, ya son 6,4 millones de electores los que han ejercido su derecho, lo que supone más de dos tercios del total de los comicios anteriores. Según los datos de los primeros 10 días de votación anticipada en los cinco condados más poblados de Texas - que representan el 42% de todos los votantes registrados-, la participación ha aumentado un 16% respecto a 2016.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Debido a la pandemia, la mayoría de los Estados ha flexibilizado los requisitos para votar por correo, sin necesidad de presentar una justificación que solían pedir para ello. A finales de septiembre, las solicitudes de voto por correo ya habían superado los niveles de 2016 en casi todos los territorios. El servicio postal (USPS, por sus siglas en inglés) informó que desde el 4 de septiembre ha entregado 100 millones de papeletas, la cifra suma las que ha despachado a los votantes en sus casas como las que ha remitido a oficinas electorales. La directora de distribución de USPS, Kristin Seaver, afirmó el jueves que el organismo ha dado a las oficinas permiso para trabajar con las juntas electorales de su zona y que sean estas las que decidan medidas adicionales para gestionar la ola de papeletas, en lugar de que la USPS las imponga unilateralmente a escala nacional.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS