_
_
_
_

Ocho periódicos de Estados Unidos demandan a OpenAI y Microsoft por usar sus contenidos

La acción ante los tribunales por violación de los derechos de autor se suma a la que emprendió ‘The New York Times’

Sam Altman, OpenAI's
Sam Altman, jefe de OpenAI, en noviembre de 2023 en San Francisco, California.JUSTIN SULLIVAN (Getty Images via AFP)
Miguel Jiménez

Un grupo de ocho periódicos estadounidenses han presentado de forma conjunta una demanda contra OpenAI y Microsoft, alegando que dichas empresas tecnológicas han estado “robando millones” de artículos de noticias protegidos por derechos de autor sin permiso y sin pagar para así entrenar a sus herramientas de inteligencia artificial generativa, como ChatGPT y Pilot. OpenAI ha llegado a acuerdos con diversos grupos de comunicación para usar sus contenidos.

La demanda ha sido presentada por las empresas editoras de los diarios The New York Daily News, The Chicago Tribune, The Orlando Sentinel, The Sun Sentinel of Florida, The San Jose Mercury News, The Denver Post, The Orange County Register y The St. Paul Pioneer Press. Todos ellos están controlados por el grupo Alden Global Capital, el segundo mayor editor de periódicos de Estados Unidos.

La demanda se suma a la presentada a finales del año pasado por la empresa editora de The New York Times, también por violar los derechos de autor al usar sus contenidos sin pagar una compensación. Otros medios de comunicación y autores como John Grisham, Jodi Picoult y George R.R. Martin también han presentado reclamaciones similares.

“Esta demanda se debe a que los demandados robaron millones de artículos protegidos por derechos de autor de los editores sin permiso y sin pagar para impulsar la comercialización de sus productos de inteligencia artificial generativa, incluidos ChatGPT y Copilot”, indica el texto de 294 páginas, incluidos anexos, presentado ante el tribunal federal del distrito sur de Nueva York

La demanda señala que al igual que OpenAI y Microsoft pagan por sus ordenadores, por sus microprocesadores, por la electricidad que consumen, por sus programadores y técnicos y por sus sofisticadas instalaciones, también deben pagar por los contenidos de alta calidad que necesitan para que sus productos GenAI tengan éxito.

Sin pedir una cantidad concreta, la demanda reclama un juicio con jurado en el que se condene a los demandados a indemnizar a los editores por daños y perjuicios, se les prohíba usar el contenido y se destruyan los modelos que incorporen los contenidos protegidos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“A pesar de admitir que necesitan contenido protegido por derechos de autor para producir un producto de comercialmente viable, los Demandados sostienen que pueden alimentar la creación y operación de estos productos con el contenido de los editores sin permiso y sin pagar por el privilegio. Se equivocan en ambos aspectos, como demostrará esta demanda”, dice el texto.

Los editores sostienen que la mayor amenaza para las noticias locales en general, y para los periódicos locales en particular, ha sido el desarrollo de Internet y el robo del contenido de los periódicos y el consiguiente desvío de los ingresos por publicidad. Afirma que los periódicos que sobrevivieron a esta transformación histórica en la difusión de noticias pudieron hacerlo en parte porque siguieron ofreciendo contenidos que sus lectores consideraban informativos, entretenidos y valiosos.

“Microsoft y OpenAI simplemente toman el producto del trabajo de reporteros, periodistas, editorialistas, editores y otros que contribuyen al trabajo de los periódicos locales, todo ello sin ninguna consideración por los esfuerzos, y mucho menos por los derechos legales, de aquellos que crean y publican las noticias de las que dependen las comunidades locales”, afirman los demandantes.

El texto señala que los editores han gastado miles de millones de dólares “enviando a personas reales a lugares reales para informar sobre acontecimientos reales en el mundo real y distribuir esa información en sus periódicos impresos y en sus plataformas digitales”. “Sin embargo, los demandados están tomando el trabajo de los editores con impunidad y están utilizando el periodismo de los editores para crear productos de inteligencia artificial generativa que socavan el negocio principal de los editores”, añade.

“Este asunto no es solo un problema comercial para un puñado de periódicos o para la industria periodística en general. Es una cuestión crítica para la vida cívica en Estados Unidos. De hecho, las noticias locales son la base de la democracia y su existencia continuada está en peligro por las acciones de los demandados”, argumenta la demanda.

“Los demandantes no pretenden más que lo que Microsoft y OpenAI reclaman para sí mismos: el reconocimiento de que los periódicos tienen derechos legales sobre su contenido, que Microsoft y OpenAI están legalmente obligados a respetar esos derechos y que Microsoft y OpenAI deben a los periódicos una compensación por el uso ilegal que han hecho hasta la fecha del contenido protegido de los periódicos. Tanto Microsoft como OpenAI son muy conscientes del valor del contenido de los periódicos que han explotado”, añade, afirmando que no se trata de “una batalla entre la nueva tecnología y la vieja tecnología” sino “de cómo Microsoft y OpenAI no tienen derecho a utilizar contenidos periodísticos protegidos por derechos de autor para construir sus nuevas empresas de billones de dólares, sin pagar por esos contenidos”.

La demanda acusa a los chatbots de saltarse los muros de pago ofreciendo textos íntegros de artículos solo accesibles bajo suscripción. También culpa a las herramientas de OpenAI y Microsoft de ofrecer citas equivocadas que minan la credibilidad de los medios.

OpenAI señala en un comunicado citado por AP que se preocupa de apoyar a las organizaciones de noticias. “Aunque no conocíamos las preocupaciones de Alden Global Capital, participamos activamente en asociaciones y conversaciones constructivas con muchas organizaciones de noticias de todo el mundo para explorar oportunidades, debatir cualquier preocupación y ofrecer soluciones”, indica.

OpenAI ha firmado acuerdos de licencia con diversos grupos y medios de comunicación, incluido Prisa Media, la empresa editora de EL PAÍS. También tiene acuerdos con la agencia estadounidense Associated Press, el gigante alemán Axel Springer, el diario francés Le Monde y el periódico británico de capital japonés Financial Times.

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_