_
_
_
_
_

Detenido en Alemania el asistente de un eurodiputado del partido ultra AfD por espiar para China

Las autoridades acusan a Jian G. de entregar “repetidamente información sobre negociaciones y decisiones en el Parlamento Europeo”

El eurodiputado alemán de AfD Maximilian Krah, en Magdeburg (Alemania)
El eurodiputado alemán de AfD Maximilian Krah, en Magdeburg (Alemania), en julio de 2023.ANNEGRET HILSE (REUTERS)

Las autoridades alemanas han detenido a un empleado del eurodiputado Maximilian Krah, principal candidato de la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) para las elecciones europeas de junio. Su asistente Jian G. está acusado de espiar para los servicios secretos de China. Este caso llega apenas unas horas después de la detención de otros tres ciudadanos alemanes sospechosos también de ser empleados del Ministerio de Seguridad del Estado chino. Krah forma parte de comités del Parlamento Europeo como el de derechos humanos, seguridad y defensa, y el de relaciones con Estados Unidos. El arresto ha generado un gran revuelo en Bruselas, un mes y medio antes de unos comicios a la Eurocámara cruciales y en los que los servicios de inteligencia europeos han advertido de los intentos de injerencia de Rusia y también de China.

Jian G., de 43 años y nacionalidad alemana, fue detenido en la noche del lunes en Dresde, en el este de Alemania, por haber pasado “repetidamente información sobre negociaciones y decisiones en el Parlamento Europeo al servicio de inteligencia” chino durante el pasado mes de enero, según la investigación de los servicios secretos alemanes, de la que ha dado cuenta la Fiscalía General alemana. “También espió a miembros de la oposición china en Alemania”, agregó la Fiscalía en un comunicado sobre el detenido, que comparecerá este martes ante el juez de instrucción. Sin embargo, los investigadores sospechan que Jian G. llevan varios años trabajando para Pekín, según medios alemanes.

“Me he enterado esta mañana [por este martes] por la prensa de la detención de mi compañero de trabajo Jian G. No tengo más información”, escribió Krah en la red social X sobre este asistente parlamentario (tiene tres). “Espiar para un Estado extranjero es una acusación grave. Si las acusaciones resultasen ser ciertas, supondría el cese inmediato de su empleo”, ha continuado en su mensaje.

El asistente del eurodiputado se incorporó al equipo en Bruselas en 2019, después de que Krah entrara en el Parlamento Europeo, ha informado el diario alemán Die Zeit. Poco después, el hombre acompañó al político de AfD en un viaje a China. Al menos desde entonces, Jian G. ha estado trabajando para las autoridades chinas, aunque algunas informaciones apuntan a que ya lo hacía incluso antes de su empleo con Krah.

Según la televisión pública alemana, Jian G. tiene ascendencia china. Asimismo, apunta a que se puso en contacto con las autoridades de seguridad alemanas hace más de diez años para ofrecerles sus servicios como informante. Fue rechazado ante las sospechas de que pudiera ser un agente doble de China debido a que se mostraba como un ferviente partidario del presidente Xi Jinping.

“Las informaciones sobre la detención de un empleado de Krah por sospecha de espionaje son muy preocupantes. Como actualmente no disponemos de más información sobre el caso, debemos esperar a que la Fiscalía General siga investigando”, han manifestado AfD a través de su departamento de prensa. La dirección de AfD anunció una reunión con Krah este miércoles en Berlín para tratar el tema en profundidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La ministra de Interior alemana, Nancy Faeser, ha calificado las acusaciones como “extremadamente graves” y ha pedido que el asunto sea investigado a fondo para esclarecer todas las conexiones y antecedentes. “Si se confirma que ha estado espiando para los servicios de inteligencia chinos desde el Parlamento Europeo, entonces se trata de un ataque a la democracia europea desde dentro”, ha escrito en la red social X. “Cualquiera que contrate a un empleado así es responsable de ello”, ha agregado. Mientras, el ministro de Justicia, Marco Buschmann, ha augurado “duras consecuencias” si se confirman las acusaciones, por parte de la justicia alemana, que impondrá “sanciones apropiadas y disuasorias”.

Los grupos parlamentarios del Gobierno de coalición ―socialdemócratas, verdes y liberales― han solicitado que se debata este jueves en el Parlamento sobre las acusaciones de espionaje contra el asistente de Krah en una sesión bajo el título “Amenazas a nuestra democracia: Rusia, China y el papel de AfD”. “AfD es un problema de seguridad para nuestro país y las democracias de Europa”, declaró Irene Mihalic, de Los Verdes, que ve este caso como “extremadamente preocupante”.

Investigación en Bruselas

La detención del asistente de Krah se ha colado en la última sesión de la legislatura del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, informa María R. Sahuquillo. El caso llega después de la acusación a miembros del partido de extrema derecha belga Vlaams Belang por cobrar de los servicios secretos chinos. La presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, ha suspendido al asistente detenido, mientras los liberales de Renew y los Verdes han exigido una investigación más a fondo, y que se acelere la que ya está en marcha sobre la implicación de varios eurodiputados en un escándalo por colaborar con una plataforma prorrusa.

La semana pasada, el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, y el checo, Peter Fiala, reclamaron a la Comisión y al Consejo nuevas sanciones y medidas para perseguir y contrarrestar las “actividades malignas de Rusia” y ampliar las funciones de las fiscalías europeas para cubrir esos casos.

“Autocracias como China y Rusia están intentando activamente socavar nuestras democracias en Europa”, ha afirmado este martes Terry Reintke, de los Verdes. “La investigación en el Parlamento Europeo debe acelerarse. Exigimos resultados preliminares antes de las elecciones. Las consecuencias deben llegar rápidamente. Quienes atacan la integridad de nuestras democracias deben rendir cuentas”, ha añadido.

Krah, que también es miembro de la ejecutiva federal de AfD desde el verano pasado, lleva tiempo acaparando titulares en relación con una campaña de desinformación prorrusa. A él y a su compañero de partido Petr Bystron se les acusa de estar implicados en canales de propaganda prorrusos y de haber aceptado dinero en este contexto, algo que los dos niegan. También hace un año se publicaron informaciones sobre Krah en los medios alemanes por dudosas conexiones con China.

En este contexto, el presidente de la Comisión de control parlamentario de seguridad, Konstantin von Notz, de Los Verdes, ha considerado la detención una prueba más de las tendencias autoritarias del partido de ultraderecha. “AfD es un partido de dictadores”, ha declarado a la red de noticias RND. “Al final, ese es también el modelo que tiene en mente para Alemania”, ha señalado. “[AfD] Desprecia el Estado de derecho y la democracia, lo que hace a sus políticos susceptibles a la influencia de China y Rusia. No estamos hablando de casos individuales, todo esto tiene una estructura y afecta a todo el partido”, ha agregado Von Notz.

Más detenciones en Alemania

La detención de Jian G. es la segunda en menos de 24 horas por espionaje chino. Sin embargo, los dos casos no parecen estar relacionados. Este lunes, las autoridades detuvieron en Düsseldorf y Bad Homburg, en el oeste de Alemania, a dos hombres y una mujer sospechosos de espiar para China desde antes de 2022. En la operación se registraron los domicilios y puestos de trabajo de los tres acusados de haber obtenido “información en Alemania sobre tecnologías innovadoras que podrían utilizarse con fines militares” para transmitirla a los servicios secretos chinos.

En el momento de las detenciones, los sospechosos estaban en negociaciones sobre proyectos de investigación que podrían ser especialmente útiles para ampliar el poder de combate marítimo de China, según la investigación de la Fiscalía. Asimismo, los acusados adquirieron un láser especial en Alemania por cuenta y pago del Ministerio de Seguridad del Estado chino y lo exportaron a China sin autorización, pese a que este está sujeto al reglamento de doble uso de la UE.

Pekín ha rechazado las acusaciones de espionaje de Alemania. “Pedimos a la parte alemana que deje de explotar las acusaciones de espionaje para manipular políticamente la imagen de China y difamar al país”, declaró la embajada china en Berlín a la agencia estatal de noticias Xinhua.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_