_
_
_
_

Trump advierte del riesgo de “muerte y destrucción” si le imputan por el ‘caso Stormy Daniels’

El expresidente llama al fiscal que lo investiga “un psicópata degenerado que odia a Estados Unidos”

Donald Trump
Un partidario del expresidente estadounidense, Donald Trump, en una reunión frente a su centro vacacional en Mar-a-Lago, en Florida, tras haber publicado un mensaje en su red social, Truth Social, diciendo que esperaba ser arrestado el martes y llamó a sus seguidores a protestar.RICARDO ARDUENGO (REUTERS)
Miguel Jiménez

Donald Trump está alterado. Mientras se aproxima su probable imputación en el caso Stormy Daniels, el expresidente de Estados Unidos continúa su frenética actividad en su red social, Truth. Este viernes ha lanzado un mensaje en el que alerta de “potencial muerte y destrucción” si resulta imputado. Con el precedente de sus mensajes del 6 de enero de 2021, el día del asalto al Capitolio, y habiendo llamado a protestas hace menos de una semana, su nueva consigna parece a mitad de camino entre la advertencia y la amenaza.

El objeto de la ira de Trump es el fiscal de Nueva York Alvin Bragg, que le investiga por un pago de dinero secreto a la estrella de cine porno Stormy Daniels, para comprar su silencio y enterrar una presunta relación sexual de 2006 antes de las elecciones de 2016 que lo llevaron a la Casa Blanca. Bragg, con respaldo de un gran jurado, planea imputar a Trump por haber usado presuntamente dinero de la campaña para ello. Trump lo considera “un psicópata degenerado que odia a Estados Unidos”.

“¿Qué clase de persona puede acusar a otra persona, en este caso a un expresidente de Estados Unidos, que obtuvo más votos que cualquier presidente en ejercicio de la historia, y principal candidato (¡con diferencia!) a la nominación del Partido Republicano, de un Delito, cuando es sabido por todos que NO se ha cometido ningún Delito, y también se sabe que la potencial muerte y destrucción en una acusación tan falsa podría ser catastrófica para nuestro País?”, ha escrito en su red social en la medianoche del jueves al viernes. ¿Por qué y quién haría algo así? ¡Solo un psicópata degenerado que realmente odia a EE UU!”, ha añadido.

El sábado pasado, Trump llamó a sus seguidores a movilizarse contra su detención e imputación. “El candidato republicano mejor posicionado de lejos [a las elecciones presidenciales de 2024] y expresidente de Estados Unidos será detenido el martes de la próxima semana. ¡Protesta, recupera nuestra nación!”, escribió entonces.

La imputación en Estados Unidos depende de la decisión de un gran jurado popular que ha analizado los detalles de la investigación y escuchado las declaraciones de los testigos. Los fiscales aseguran que el abogado de Trump Michel Cohen, que ya fue condenado por ello, pagó 130.000 dólares (unos 120.000 euros) a la actriz porno por su silencio y que luego Trump le reembolsó ese dinero en diferentes plazos haciéndolo pasar falsamente como minutas legales. La imputación de Trump no ha llegado en la semana en que él la pronosticaba, pero es posible que se produzca la próxima semana. El gran jurado vuelve a reunirse este lunes.

Los mensajes de Trump recuerdan a los que lanzó el 6 de enero de 2021, antes del asalto al Capitolio por una turba de sus seguidores que querían impedir que se certificase la victoria de Joe Biden en las presidenciales. “Estad allí, será salvaje”, dijo entonces. Tras aquellos mensajes y el violento asalto, Facebook, Instagram y Twitter suspendieron la cuenta de Trump en sus redes sociales. Eso le llevó a lanzar Truth Social, su propia copia de Twitter. Elon Musk, el magnate propietario de Twitter, ha decidido reactivar la cuenta del expresidente en Twitter y Meta ha hecho lo mismo en Facebook e Instagram, pero Trump sigue usando su red, con la que tiene una especie de contrato de exclusividad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Trump se ha encontrado el rechazo de algunos políticos republicanos a lo que parecen llamamientos a la violencia. El que fue su vicepresidente, Mike Pence, objetivo de los insurrectos el 6 de enero, ya ha dicho que no secundaría movilizaciones si el que fue su jefe resulta detenido e imputado.

Amenaza al fiscal

“No toleramos los intentos de intimidar a nuestra oficina o de amenazar el Estado de Derecho en Nueva York”, ha señalado esta semana Bragg, refiriéndose a “la atención de la prensa y los comentarios públicos” en relación con la investigación en curso de su oficina. El fiscal ha denunciado la injerencia de congresistas republicanos en el proceso al pedir su comparecencia en el Capitolio, que él ha rechazado porque constituiría “una fiscalización sin precedentes” de la causa, según contestó.

En las oficinas de la fiscalía se ha recibido este viernes un sobre con un sospechoso polvo blanco y una amenaza de muerte en un sobre dirigido a Bragg. La policía y los responsables de medio ambiente han examinado la sustancia y han llegado a la conclusión de que no era peligrosa.

Trump está siendo investigado también por otros posibles delitos, como el intento de interferir en el resultado electoral de 2020, su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 o la retención ilegal de documentos secretos de su etapa presidencial en su mansión de Mar-A-Lago. También podría ser imputado por alguno de esos caos. La Fiscalía investiga un posible delito de obstrucción a la justicia en relación con los documentos clasificados.

Fallan las estrategias de defensa

Los problemas judiciales de Donald Trump se acumulan. El expresidente está sufriendo reveses en todos los frentes. A la espera de la posible imputación por el caso Stormy Daniels, la defensa de Trump ha sufrido esta semana dos derrotas importantes en otras dos investigaciones abiertas contra él que desactivan parte de su estrategia de defensa en la investigación sobre los papeles clasificados y en la de su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

En una, que se produjo el miércoles, un tribunal de apelaciones de Washington ha decidido que los abogados de Trump Evan Corcoran y Jennifer Little deben testificar ante un gran jurado y proporcionar documentos relacionados con su cliente en el caso de los papeles clasificados y no pueden alegar la excepción abogado-cliente. En la otra derrota procedimental, que ha trascendido este viernes, un juez federal ha ordenado que el que era jefe de gabinete de Trump el 6 de enero de 2021, Mark Meadows, debe prestar declaración ante el gran jurado que lleva el caso. En este caso, lo que ha rechazado el juez es el llamado privilegio ejecutivo, que en ocasiones evita que los miembros del poder ejecutivo tengan que dar explicaciones de sus actos ante los miembros de otro de los poderes (el judicial o el legislativo). No solo Meadows, otros miembros del equipo de Trump también tendrán que declarar.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_