_
_
_
_

Guerra Ucrania - Rusia: resumen 11/11/2022

Zelenski celebra la liberación de Jersón: “Los ciudadanos nos estaban esperando” | La bandera ucrania ondea en el centro de la ciudad | Rusia asegura que ha completado ya su retirada | Más de 30.000 militares rusos se han retirado a la orilla izquierda del río Dniéper

Antonina Ustimenko, de 64 años, en el pueblo de Blahodatne, en la provincia de Jersón, que fue recuperado por las tropas ucranias el jueves.
Antonina Ustimenko, de 64 años, en el pueblo de Blahodatne, en la provincia de Jersón, que fue recuperado por las tropas ucranias el jueves.VALENTYN OGIRENKO (REUTERS)
El País

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto en Ucrania como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

El día 260 de la guerra de Rusia en Ucrania ha estado marcado por la llegada de las tropas ucranias al centro de la ciudad de Jersón, en el sur del país. El Ministerio de Defensa ruso ha afirmado este viernes que ha completado el repliegue de sus soldados desde la orilla occidental del río Dniéper. El ministerio asegura que no se han producido bajas ni pérdidas de equipamiento durante la operación. Poco antes del anuncio ruso, el canal de televisión ucranio Suspilne había informado del colapso del puente Antonovski sobre el río, el único paso por carretera que quedaba en pie en la ciudad. Puede haber sido destruido por los soldados rusos para evitar la persecución de las tropas ucranias.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha afirmado también que en el marco de este repliegue más de 30.000 militares rusos han sido retirados a la orilla izquierda del río Dniéper. “Además, cerca de 5.000 piezas de armamento y vehículos militares han sido retirados”, dice el comunicado. El desalojo de las tropas rusas se ha producido en apenas día y medio después de que fuera anunciado por su alto mando.

Tras la retirada rusa, el Ejército ucranio ha vuelto a izar la bandera de Ucrania en la plaza principal de Jersón. Las autoridades han comunicado que la bandera se ha izado en la plaza de la Libertad, donde se encuentran las principales oficinas gubernamentales. La población se ha acercado a la zona para celebrar el regreso de los soldados y realizar fotografías. Por la tarde, el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha celebrado en su canal oficial de Telegram la liberación de la ciudad de Jersón. “Hoy es un día histórico. Estamos regresando. A partir de ahora, nuestros defensores están en los accesos a la ciudad y las unidades especiales ya han entrado”, ha escrito en una publicación a la que acompaña un vídeo.

El mandatario ucranio ha detallado que los vecinos ya están “eliminando los símbolos rusos de las calles y los edificios, así como cualquier rastro de la estancia de los ocupantes”. “Los ciudadanos nos estaban esperando. Nunca se dieron por vencidos”, ha afirmado Zelenski en un mensaje triunfal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En lo que respecta al resto de la provincia de Jersón, el Kremlin ha asegurado que la región entera, incluyendo la capital, sigue formando parte de Rusia y es innegociable, aunque las tropas rusas se hayan retirado. “La provincia es un sujeto de la Federación de Rusia. Esto está fijado y definido por la ley, y no hay ni puede haber ningún cambio”, ha subrayado este viernes el portavoz de Vladímir Putin, Dmitri Peskov. El representante del presidente ruso ha respondido con un escueto “no” al ser preguntado si este repliegue es una humillación para el mandatario, y ha rechazado una y otra vez comentar esta acción.

Los ataques rusos han continuado en otras zonas del frente de batalla. En la provincia de Mikolaiv, al menos siete personas han muerto como consecuencia de un bombardeo a una zona residencial durante la madrugada del jueves al viernes, según ha informado la Fiscalía de Ucrania en su canal oficial de Telegram. “El ejército ruso volvió a disparar cohetes contra dos zonas residenciales de la ciudad a alrededor de las 03:00. Como resultado de los bombardeos en uno de los distritos, una de las entradas de un edificio residencial de cinco plantas quedó completamente destruida. En estos momentos se sabe de siete muertos y un herido”, precisa el comunicado.

Finalmente, el último informe del Ministerio de Defensa del Reino Unido, emitido este viernes, refleja que los continuos ataques rusos contra infraestructuras críticas de Ucrania reflejan la voluntad de Moscú de golpear la moral de la población. “La continua degradación de las redes tendrá casi con toda seguridad consecuencias para los sistemas de agua y calefacción, que se dejarán sentir de forma más pronunciada en la población civil durante el invierno, cuando aumente la demanda”, explica Londres.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_