Una operación policial contra la organización criminal más poderosa de Río de Janeiro deja 22 muertos

El operativo en el barrio de la Vila Cruzeiro derivó en intenso intercambio de fuego después de que, según las autoridades, los delincuentes respondieran a tiros

Traslado de heridos a un hospital tras la operación policial en Río de Janeiro contra la organización criminal más poderosa de la ciudad.
Traslado de heridos a un hospital tras la operación policial en Río de Janeiro contra la organización criminal más poderosa de la ciudad.Bruna Prado (AP)

Al menos 22 personas han muerto en una operación de la Policía Militar brasileña en una favela de Río de Janeiro que ha durado 12 horas. La policía desplegó a sus equipos de operaciones especiales porque buscaba en el barrio de la Vila Cruzeiro a varios dirigentes del Comando Vermelho, la organización criminal más poderosa de la ciudad. La intervención policial derivó en intenso intercambio de fuego después de que, según las autoridades, los delincuentes respondieran a los uniformados a tiros. El primer balance matutino con 11 muertos subió a 22 por la tarde. La letal incursión ocurre poco después de cumplirse el primer aniversario de la peor matanza policial de Río, que causó 28 muertos en la barriada de Jacarezinho.

Entre las 22 víctimas hay diez sospechosos y una transeúnte, según informa la web G1, del grupo Globo. El resto de los fallecidos está pendiente de ser identificado. Varios de ellos murieron en un hospital cercano adonde fueron evacuados heridos de bala. Uno fue trasladado hasta allí en la parte trasera de una camioneta, otro a bordo de un Uber, cuyo conductor fue impelido a hacer el viaje. Los intensos tiroteos obligaron a cerrar una veintena de escuelas en las inmediaciones.

El Comando Vermelho (el comando rojo) es el segundo grupo criminal más poderoso de Brasil y el que durante las últimas décadas ha controlado el tráfico de drogas en la mayoría de las barriadas de Río. En esta ciudad se disputa el territorio y el negocio con organizaciones formadas por policías convertidos en delincuentes y especializados en extorsión.

La operación comenzó a las cuatro de la madrugada y duró hasta pasadas las cuatro de la tarde. Participaron diversos vehículos blindados con el apoyo de un helicóptero. El Ministerio Público de Río de Janeiro ha abierto una investigación sobre las circunstancias de las muertes, para lo que ha pedido que las armas de los agentes y las balas halladas sean confiscadas. También ha explicado en una nota que la Policía Militar pretendía detener a medio centenar de dirigentes del Comando Vermelho que se habían refugiado en Vila Cruzeiro. Algunos, según esa misma fuente, eran de otras favelas de la ciudad y de la vecina São Gonçalo, pero también algún líder llegado del norteño Estado de Pará.

La versión oficial afirma que, desplegado el primer equipo de la Unidad de Operaciones Especiales dentro de la favela, este “fue reconocido y atacado por varios delincuentes locales que portaban armas de gran valor cinético y realizaron varios disparos, tratando de matar a los policías que integraban la patrulla, por lo que fue necesario iniciar un operativo de emergencia con el objetivo de estabilizar la zona”. El pasado febrero, otra incursión en Vila Cruzeiro causó ocho muertos.

Los agentes se incautaron de 13 fusiles, cuatro pistolas, 12 granadas y drogas en una cantidad aún sin determinar, además de diez coches y 20 motos. Esta es una de las operaciones policiales más letales tras la de Jacarezinho. Las investigaciones sobre 24 de las muertes fueron archivadas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Naiara Galarraga Gortázar

Es corresponsal de EL PAÍS en Brasil. Antes fue subjefa de la sección de Internacional, corresponsal de Migraciones, y enviada especial. Trabajó en las redacciones de Madrid, Bilbao y México. En un intervalo de su carrera en el diario, fue corresponsal en Jerusalén para Cuatro/CNN+. Es licenciada y máster en Periodismo (EL PAÍS/UAM).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS