Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía brasileña toma el fortín de los narcotraficantes en Río

El complejo de favelas de Complexo Alemão es el corazón de la violencia de la ciudad, un lugar en donde se refugia casi un millar de narcos

"Vila Cruzeiro es ya territorio del Estado", gritó satisfecho esta tarde [noche en España], Rosdrigo Oliveira, jefe de operaciones de la Policía Civil, tras haber anunciado que las fuerzas del orden habían ocupado la favela, a la que desde hacía años no había conseguido llegar.

Durante los últimos días, desde que el domingo comenzó la guerra entre la policía y el narco, más de 300 traficantes de droga fueron vistos huyendo hacia el lugar, considerado el corazón de la violencia de Río de Janeiro, dentro del Complexo Alemão, un conjunto formado por 12 favelas unidas, con unos 80.000 habitantes, escenario del 40% de los crímenes cometidos en la ciudad.

Según cálculos de la revista Veja, unos 900 narcotraficantes están escondidos allí. Las fuerzas policiales y del Ejército, han entrado ya al Complexo y pasarán allí la noche a la búsqueda de traficantes con la ayuda de helicópteros con luz infrarroja para la visión nocturna.

El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, anunció a última hora del jueves que 800 efectivos de las Fuerzas Armadas apoyarán al Gobierno de Río de Janeiro en las operaciones contra el crimen organizado, después de recibir el visto bueno del presidente, Luiz Inácio Lula da Silva.

El Complexo Alemão vivió hace cuatro años una de las batallas más sangrientas de la historia del combate al 'narco'. La Policía Civil, con 300 hombres, entabló entonces una lucha con un balance oficial de 20 muertos, aunque se presume que fueron muchas más. En la zona norte de Río, es uno de los barrios más pobres de la ciudad, absolutamente abandonado a su suerte. Últimamente el Gobierno central ha iniciado algunas acciones de carácter social para aliviar la miseria de sus habitantes.

Río de Janeiro será una de las sedes del Mundial de Fútbol de 2014 y acogerá los Juegos Olímpicos de 2016.