La ONU confirma el asesinato de al menos 50 civiles en Bucha

Los investigadores recopilaron las pruebas durante una misión en la ciudad ucrania a principios de mes

Un sacerdote oficiaba el lunes un funeral por varios muertos tras los ataques de las tropas rusas en la ciudad de Bucha.Foto: YASUYOSHI CHIBA (AFP) | Vídeo: EPV

La ONU ha documentado el asesinato de 50 civiles en la ciudad ucrania de Bucha (unos 35.000 habitantes, antes de la guerra). Según ha anunciado este viernes en Ginebra la portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, durante una misión el 9 de abril en esta localidad cercana a Kiev, los investigadores de homicidios de la comisión de la ONU recopilaron pruebas con las que han podido corroborar, por el momento, los asesinatos, incluidas varias “ejecuciones sumarias”, de al menos medio centenar de civiles.

Shamdasani ha señalado que el Alto Comisionado ha constatado “pruebas crecientes de crímenes de guerra” en Ucrania. “Las Fuerzas Armadas rusas han bombardeado indiscriminadamente áreas pobladas, asesinado a civiles y destruido hospitales y escuelas”, lamentan desde el organismo.

El 29 de marzo, cuando las tropas rusas abandonaron Bucha, comenzaron a hallarse por sus calles los cuerpos de decenas de civiles muertos, aparentemente asesinados, cuyas fotografías conmocionaron al mundo. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, acusó entonces a Rusia de “crímenes de guerra”, tanto en esta localidad al noroeste de Kiev como en otras poblaciones del país.

La alta comisionada para los derechos humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ha destacado en un comunicado la violación del derecho internacional en las ocho semanas que dura la invasión rusa en Ucrania. “La ley humanitaria internacional no solo ha sido ignorada, sino totalmente abandonada”, afirmó la expresidenta de Chile. “Casi todos los residentes de Bucha con los que hablaron estos expertos denunciaron la muerte de uno de sus parientes, de vecinos o de otras personas”, ha subrayado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En el texto, Bachelet también ha señalado que el ataque ruso del 8 de abril contra la estación de tren de Kramatorsk, capital de la región de Donbás (este), y que causó la muerte de 60 civiles e hirió a otros 111, simboliza la “falta de respeto a las leyes internacionales”, que prohíben acciones militares indiscriminadas. Por eso, ha pedido conservar las pruebas de estos crímenes de cara a futuros procesos judiciales. Bachelet también ha reclamado un trato digno para los restos mortales de estas matanzas, así como la prestación de ayuda psicológica a los familiares de las víctimas y a los supervivientes.

La misión de monitorización de Derechos Humanos de la ONU en Ucrania ha documentado la muerte de al menos 2.345 civiles y 2.919 heridos durante la guerra. En esos informes se constatan 114 ataques a instalaciones médicas. Además, los expertos de la ONU calculan que al menos 3.000 civiles murieron por falta de acceso a cuidados sanitarios. Bachelet ha recalcado que la cifra real de víctimas del conflicto “podría aumentar cuando salgan a la luz los horrores en zonas de intensos enfrentamientos, como Mariupol”.

El organismo también ha recibido 75 denuncias de violencia sexual contra mujeres, hombres y menores de edad por parte de los soldados rusos, especialmente en la región de Kiev. Otros abusos recogidos por estos expertos incluyen detenciones arbitrarias de civiles por parte de fuerzas rusas o prorrusas, con más de 155 denuncias en este sentido, incluyendo arrestos de líderes locales, periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos.

Aunque buena parte de las denuncias de la ONU se dirigen contra los invasores rusos, la oficina también ha recibido informes sobre ataques indiscriminados a civiles y detenciones arbitrarias por parte de las tropas ucranias en la región de Donbás. Ambos bandos han facilitado vídeos que muestran aparentes torturas y asesinatos de personas detenidas, incluidos prisioneros de guerra, según confirma Naciones Unidas.

“Nuestro trabajo por ahora relata una historia de horror y violaciones contra civiles”, ha resumido Bachelet. La alta comisionada ha instado a respetar los estatutos internacionales: “Esta guerra sin sentido debe terminar, y si no lo hace, al menos todas las partes deben instruir claramente a sus fuerzas para que respeten la ley humanitaria internacional”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS