Detenido en República Domincana el argentino Leonardo Cositorto, acusado de estafa piramidal

El director de Generación Zoe fue detenido por Interpol, que descubrió su paradero gracias a sus transmisiones nocturnas en busca de nuevos inversores

El argentino Leonardo Cositorto tras su detención en Santo Domingo.
El argentino Leonardo Cositorto tras su detención en Santo Domingo.Ministerio Público Fiscal de Córdoba

Cuando la Justicia argentina comenzó a investigar a Leonardo Cositorto ante la sospecha de que lideraba una enorme estafa piramidal, el empresario argentino se fugó del país. Pasó por Colombia y luego llegó a República Dominicana, donde fue arrestado este lunes por Interpol. Durante el mes y medio en el que se mantuvo prófugo, decenas de personas se agolparon frente a las oficinas cerradas de Generación Zoe para intentar recuperar el dinero que habían invertido. Otras se conectaban a las transmisiones que realizaba por la noche desde paradero desconocido y gracias a las que ha sido posible localizarlo y arrestarlo.

La Cancillería argentina solicitará la extradición de Cositorto para que pueda ser juzgado en Argentina, donde está acusado de asociación ilícita y estafa en la localidad de Villa María, en la provincia de Córdoba. Por la misma causa ya hay casi una veintena de detenidos, entre ellos su número dos, Max Batista; su contador, Norman Próspero, y cinco policías. La Justicia argentina busca aún al exjuez Luis Yrimia, quien se desempeñó como el director legal de Generación Zoe.

Cositorto cambió al menos tres veces de domicilio durante su estancia en Santo Domingo, la capital dominicana. Los policías lo arrestaron en un departamento con vistas al mar desde el que este fin de semana Cositorto volvió a solicitar a sus seguidores en una transmisión vía Zoom que confiasen en él y pidió nuevas inversiones para su último proyecto, Sunrise Coach. Esas conexiones cibernéticas permitieron que Interpol lo rastrease hasta encontrarlo.

Cerca de 700 personas —entre las que hay argentinos, uruguayos, paraguayos y colombianos— han presentado también una denuncia en Buenos Aires por supuesta estafa a través del estudio legal de Ignacio Trimarco. Además, la Justicia argentina investiga al conglomerado Zoe también en otra causa, por posible lavado de dinero. El juez federal Ariel Lijo ordenó hasta la fecha una decena de allanamientos en supuestas sedes de la firma. Algunas de ellas en realidad ni siquiera eran oficinas. La Procelac, la división fiscal especializada en lavado de dinero, registró por su parte transacciones millonarias desde las billeteras de criptomonedas de Generación Zoe.

Generación Zoe llegó a expandirse a más de una decena de países, no sólo en América Latina sino también en España y Estados Unidos. El mayor atractivo que ofrecían era su billetera virtual y la criptomoneda Zoe Cash. A los inversores se les exigía un aporte mínimo de 2.000 dólares, un saldo que quedaba inmovilizado por un año. A cambio, recibían el 7,5% de intereses en dólares cada mes, pero en el caso de que lograsen convencer a otros para seguir sus pasos, el beneficio podía escalar hasta el 20%. Según estimaciones de fuentes con acceso a la causa, la supuesta estafa piramidal puede superar los 20 millones de dólares.

“No corre más la plataforma. No hay más 7,5%. Hubo problemas, sobornos y gente que inventó cosas. Vamos a chequear las cuentas en la Argentina y Colombia y vamos a firmar acuerdos con los inversores privilegiando a los que entraron desde noviembre”, admitió Cositorto en un Zoom a mitad de marzo, cuando anunció que iba a crear una nueva empresa, Sunrise Coach.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“Siguen burlándose de la gente”, dijo entonces Trimarco, quien contó que les habían ofrecido un plan para reestructurar la deuda a cuatro meses que tenía el único objetivo de seguir ganando tiempo.

El negocio levantado por Cositorto comenzó a tambalearse a finales de 2021, cuando no pudieron hacer frente a algunos pagos. A partir de ahí, algunos bancos le cerraron cuentas, la Comisión Nacional de Valores (CNV) argentina abrió un sumario administrativo por “la posible realización de oferta pública e intermediación irregular en el ámbito del mercado de capitales” y emitió avisos a los organismos reguladores de Colombia, España y Paraguay. Tras su captura, Cositorto deberá responder de las acusaciones en los tribunales.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS