EE UU reitera su apoyo al plan de Marruecos para el Sáhara

Donald Trump reconoció la soberanía del reino alauí a seis semanas de dejar la presidencia

El presidente de EE UU, Joe Biden, este viernes en la Casa Blanca.
El presidente de EE UU, Joe Biden, este viernes en la Casa Blanca.Chris Kleponis / POOL (EFE)

La Administración de Joe Biden ha reiterado este viernes que el plan de Marruecos para el Sáhara Occidental es una iniciativa “seria, creíble y realista”, después de que España apoyara esta propuesta marroquí presentada en 2007. Desde el Departamento de Estado se expresa que no hay nada nuevo, ya que esa misma postura fue expresada la semana pasada durante la visita de la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman, a Rabat. Según informa la agencia Efe, un portavoz de la diplomacia norteamericana dijo que Washington considera el plan de Marruecos como “un enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de la gente del Sahara Occidental”. “Apoyamos a Staffan de Mistura como enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental y respaldamos activamente sus esfuerzos para promover un futuro pacífico y próspero para la gente del Sáhara Occidental y la región”, apuntó el portavoz, siempre según Efe.

A golpe de tuit, en diciembre de 2020, a solo seis semanas de dejar el poder, la Administración saliente de Donald Trump reconocía la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, a cambio del pleno establecimiento de relaciones diplomáticas de Marruecos con Israel, alcanzado con la mediación de Washington. EE UU acababa con el statu quo. Marruecos se convertía así en el cuarto país árabe que pactaba normalizar sus relaciones con el Estado judío, después de que en agosto lo hiciera Emiratos Árabes Unidos y le siguieran en septiembre Baréin y en octubre Sudán, en los conocidos como Acuerdos de Abraham. Trump tomó esa histórica decisión antes de entregar el poder el 20 de enero y cuando no había reconocido todavía su derrota en las elecciones presidenciales.

En un giro histórico en la política de España sobre el conflicto del Sáhara Occidental, el Gobierno de Pedro Sánchez apoyaba este viernes la iniciativa de autonomía propuesta en 2007 por Marruecos para el Sáhara Occidental como la forma “más realista” de resolver un conflicto que se prolonga desde hace casi cinco décadas. La decisión, anunciada inicialmente por Marruecos y después confirmada por el Gobierno español, supone un cambio total en la posición de España respecto al futuro del Sáhara, ya que hasta ahora defendía los acuerdos de la ONU para celebrar un referéndum en ese territorio para determinar su futuro político.

Tras la decisión de Trump, Estados Unidos se convirtió en ese momento en el único país occidental que reconocía la soberanía del reino alauí sobre el Sáhara Occidental, territorio que Marruecos controla y gestiona de hecho en un 80% desde que España abandonara su colonia en 1975. La acción de Trump supuso un cambio drástico de la política de Washington respecto al Sáhara y un desaire a las resoluciones de la ONU. Quedaba entonces en manos del presidente electo Joe Biden decidir si revertía la medida una vez que asumiera el poder.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS