Arnold Schwarzenegger, a los soldados rusos: “Han visto la verdad con sus ojos... esta no es una guerra para defender a Rusia, es ilegal”

El actor y exgobernador de California publica un mensaje en sus redes sociales para quitar la venda de la propaganda a sus simpatizantes rusos

Arnold Schwarzenegger habla durante el Campeonato de Lucha Slap en el Centro de Convenciones de Columbus en Ohio. Foto: AFP | Vídeo: EPV

Arnold Schwarzenegger tiene unas palabras para Vladímir Putin: “Usted empezó esta guerra, usted la lidera y usted puede acabar con ella”. El actor de Hollywood y político republicano de 74 años ha publicado este jueves en las redes sociales un mensaje que pretende llegar a todos los rusos que están luchando en la ofensiva del Kremlin. “Esta no es una guerra para defender a Rusia, una como la que lucharon sus abuelos o sus bisabuelos. Esta es una guerra ilegal. Sus vidas, sus cuerpos y su futuro ha sido sacrificado por una guerra sin sentido que ha sido condenada por todo el mundo”, afirma en un vídeo de nueve minutos.

Schwarzenegger pregunta al régimen de Moscú por qué están dispuestos a sacrificar a todos esos jóvenes de las tropas rusas por sus ambiciones personales. “Sé que el Gobierno ha dicho a los soldados que esta guerra es para desnazificar Ucrania. Eso no es verdad. Este es un país con un presidente judío cuyos tres tíos paternos fueron asesinados por los nazis”, añade. El exgobernador de California entre 2003 y 2011 intenta quitar la venda de la propaganda a todos sus simpatizantes en Rusia. “Ucrania no comenzó esta guerra. Tampoco lo hicieron nacionalistas o nazis. Lo hizo la gente en el poder en el Kremlin”. Su vídeo tenía cerca de nueve millones de reproducciones en Twitter esta tarde y había sido compartido más de 80.000 veces en Facebook.

El culturista nacido en Austria y posteriormente nacionalizado estadounidense afirma que once millones de rusos tienen algún tipo de conexión familiar con el país que ahora están bombardeando. “Cada bala que disparas es contra un hermano o una hermana. Las bombas que caen no lo hacen sobre un enemigo, sino sobre escuelas, hospitales u hogares”, dice la leyenda de Hollywood desde su despacho y con una chaqueta que tiene en las mangas las banderas de California y la de Estados Unidos.

El político, que enarbola una corriente progresista dentro de los republicanos, intenta replicar con su discurso el poderoso mensaje emitido después del violento asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 por parte de simpatizantes de Donald Trump. En ese entonces, acompañado por la espada que utilizó en el rodaje de Conan, el bárbaro, Schwarzenegger condenó las mentiras del entonces ocupante de la Casa Blanca. “El presidente Trump es un líder fallido. Pasará a la historia como el peor presidente de todos los tiempos. Pronto será tan irrelevante como un viejo tuit”, afirmó el 10 de enero de 2021.

En esta ocasión se reservó un mensaje más cauteloso para referirse a Putin y al conflicto en Europa del este. Dijo que solo cuatro países en el mundo apoyaban la ofensiva del Kremlin, que esta carecía de legitimidad y es reprobada por la mayoría de gobiernos en el mundo, lo que ha provocado que Occidente pusiera en marcha las sanciones económicas más severas vistas nunca. “Hay momentos tan terribles que nos obligan a alzar la voz”, dice. Y añade: “Que sepan todos las catástrofes que se están viviendo en Ucrania”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En su mensaje de este jueves, el exgobernador de California compartió un poco de su historia personal. Recordó que en 1961, cuando tenía 14 años, en un viaje a Viena pudo conocer a uno de sus ídolos de infancia, Yuri Petrovich Vlasov, una leyenda de la halterofilia. “Fue el primer humano que cargó 200 kilos por encima de su cabeza”, ha dicho. Pero su padre, un austriaco que combatió con los nazis en Leningrado, no estaba de acuerdo con que su hijo profesara devoción a un ruso, pero esto no le importó. Años después, se reunió con Vlasov nuevamente cuando rodó Red Heat (Infierno rojo, 1988), la primera cinta de EEUU que se rodó en la plaza roja de Moscú. El atleta regaló entonces una fina taza de porcelana que acompañó a Schwarzenegger mientras imploraba a los rusos a acabar el sinsentido de la guerra en Ucrania.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS