Una delegación de los talibanes aterriza en Oslo para iniciar una ronda diplomática

Se trata de la primera visita internacional de la milicia islamista desde su llegada al poder y buscan reunirse con representantes de la UE, de Noruega, de EE UU y activistas afganos

Representantes de la delegación talibana en el hotel Soria Moria de Oslo, donde se van a desarrollar la conversaciones, el domingo 23 de enero.
Representantes de la delegación talibana en el hotel Soria Moria de Oslo, donde se van a desarrollar la conversaciones, el domingo 23 de enero.TORSTEIN BE (AFP)

Una delegación de los talibanes, formada solo por hombres, ha llegado este sábado a Oslo para iniciar una ronda diplomática de tres días de duración y en la que pretende reunirse con representantes de Noruega, Estados Unidos, la Unión Europea y con grupos de civiles afganos. La finalidad de la cita es tratar la crisis humanitaria que atraviesa Afganistán desde la toma del poder de la milicia islamista. Al golpe brutal a los derechos de las mujeres, subyugándolas al control de los hombres e incluso con denuncias de desapariciones forzosas, se une ahora el temor a una hambruna. “Estas reuniones no implican una legitimización o reconocimiento de los talibanes”, ha remarcado la ministra de Exteriores noruega, Anniken Huitfeldt, “pero debemos dialogar con las autoridades del país; no podemos permitir que la situación política lleve a una catástrofe humana”.

El ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno afgano, Amir Khan Muttaqi, encabeza la delegación de la primera visita oficial que realizan representantes del Emirato Islámico, como los talibanes denominan el régimen que han instaurado. “Esta gira abrirá la puerta de un nuevo capítulo y de las relaciones con los países europeos”, aseguró Muttaqi en un vídeo difundido el domingo por medios afganos.

Poco después de su aterrizaje en Oslo, los talibanes tuvieron una primera reunión con miembros de la sociedad civil afgana. “Fue una reunión positiva para romper el hielo”, ha dicho la activista feminista Jamila Afghani en un mensaje enviado a AFP. “Los talibanes hicieron gala de buena voluntad. Veremos si sus palabras se traducen en actos”, agregó. La evolución de las conversaciones marcará la agenda del encuentro, que no ha sido desvelada. Las reuniones, que se celebrarán en un hotel de Oslo, serán a puerta cerrada, y no está planeada ninguna comparecencia pública al respecto, según informó el Ministerio de Exteriores noruego. El lunes, la comitiva se reúne con representantes de la UE, EE UU, Francia, Reino Unido, Alemania, e Italia. El martes se dedicará a Noruega.

Los islamistas tienen previsto discutir con la delegación estadounidense sobre los activos congelados; la salida de la lista negra en la que la ONU y EE UU inscribieron a decenas de sus líderes; así como de las relaciones diplomáticas entre ambos países. El Gobierno talibán culpa a la comunidad internacional de la actual crisis económica y humanitaria que vive el país por la suspensión de la entrada de fondos que ayuden a su reconstrucción. Noruega ha albergado en los últimos años varias rondas de negociaciones de los talibanes con otros grupos afganos y la comunidad internacional.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS