Al menos 20 muertos y centenares de heridos tras un fuerte terremoto en Pakistán

El seísmo, de magnitud 5,7, se registró la madrugada del jueves cerca de la ciudad de Harnai, al suroeste del país

Varios hombres trasladan a una herida tras el terremoto en Harnai, Paquistán.
Varios hombres trasladan a una herida tras el terremoto en Harnai, Paquistán.JAMAL TARAQAI (EFE)

Al menos 20 personas han muerto, la mayoría mujeres y niños, y más de 300 han resultado heridas, tras un terremoto de magnitud 5,7 en la escala de Richter, que ha golpeado este jueves el suroeste de Pakistán, donde continúan las labores de rescate. El terremoto se registró hacia las 3.30 (hora local) cerca de la ciudad de Harnai, en la provincia de Baluchistán, a 20 kilómetros de profundidad, según informó el Centro Geológico de Estados Unidos (USGS). La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres paquistaní ha enviado equipos médicos y víveres a la zona afectada, mientras se recopila más información sobre los daños, según ha informado el oficial Noor Khan, de la sala de control de gestión de desastres de la provincia. El primer ministro paquistaní, Imran Khan, ha ordenado una evaluación inmediata de los daños y ha transmitido sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Los equipos de rescate han iniciado las tareas de búsqueda de supervivientes bajo los escombros. Muchos de los heridos han sido atendidos en camillas en la calle, con ayuda de la luz de los teléfonos móviles. Además, un helicóptero del ejército ha trasladado al menos a nueve de los heridos graves a Quetta, capital de la provincia de Baluchistán.

“Estaba durmiendo cuando de repente toda mi casa se sacudió. Saqué a mis hijos y a mi esposa. Fue una situación aterradora. Las casas en Harnai se derrumbaban, la mía también ha resultado dañada”, ha relatado Munir Shah, de 40 años. “Encontré una gran cantidad de personas debajo de los escombros. Algunas han muerto”, ha asegurado.

Tras el terremoto, los medios de televisión locales han mostrado los daños en muchas construcciones. Se podían ver edificios con grandes grietas, techos hundidos y paredes caídas. Según el periodista pakistaní Nawab Khan, “cerca de 250 casas colapsaron en el barrio de Babu Mohallah”, también en la provincia de Baluchistán. Además, usuarios de redes sociales han publicado vídeos de las casas temblando y las luces parpadeando, mientras los ciudadanos atónitos salían de sus viviendas.

Hace ocho años, también en la región de Baluchistán, un sismo provocó la muerte de 330 personas. En 1935, se registró un terremoto de magnitud 7,7 en Quetta, que se saldó con entre 30.000 y 60.000 personas muertas. Setenta años después, en 2005, otro seísmo, esta vez con una magnitud de 7,6, dejó 73.000 fallecidos, cerca del noreste de Islamabad, capital del país.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS