China ratifica la condena a muerte de un canadiense por tráfico de drogas

La confirmación de la pena capital para Robert Lloyd Schellenberg llega mientras la petición de extradición a EE UU de la vicepresidenta de Huawei entra en sus últimas etapas

Robert Lloyd Schellenberg en la repetición de su juicio por cargos de tráfico de drogas en el tribunal de Dalian, China, en enero de 2019.
Robert Lloyd Schellenberg en la repetición de su juicio por cargos de tráfico de drogas en el tribunal de Dalian, China, en enero de 2019.HANDOUT (AFP)

Un tribunal de China ha ratificado este martes la condena a muerte del ciudadano canadiense Robert Lloyd Schellenberg por tráfico de drogas. Schellenberg había sido condenado a 15 años de cárcel en 2018 por introducir en el país 222 kilogramos de metanfetamina en 2014. Durante la repetición del juicio reclamada por el acusado, la Fiscalía ha traído nuevas pruebas que han elevado la condena a la pena de muerte, bajo acusación de pertenecer a una red internacional de tráfico de drogas. El acusado ha presentado una apelación que ha sido rechazada por el Alto Tribunal del Pueblo de Liaoning, que ratificó la pena capital y envió la decisión al Tribunal Supremo para su confirmación definitiva, según el diario chino Global Times.

La ratificación llega mientras, en Canadá, los abogados de la vicepresidenta de Huawei e hija del fundador de este gigante de las telecomunicaciones, Meng Wanzhou, hacen un último esfuerzo para convencer al tribunal de no extraditarla a Estados Unidos, donde enfrenta cargos relacionados con la violación de sanciones contra Irán. Meng fue arrestada en el Aeropuerto Internacional de Vancouver, en diciembre de 2018, con una orden judicial de Estados Unidos, acusada de engañar a HSBC Holdings PLC sobre los negocios de Huawei en Irán, lo que podría causar que el banco violara las sanciones económicas estadounidenses. Su arresto ocurrió un mes antes de que se decretara la pena de muerte a Schellenberg. La ejecutiva reside en libertad bajo fianza en una de sus mansiones en Vancouver a la espera de que se resuelva la solicitud de extradición pedida por Estados Unidos.

Más información
La detención de la vicepresidenta de Huawei reaviva la tensión entre EE UU y China
China condena a muerte a un canadiense por tráfico de drogas

Además de Schellenberg, otros dos canadienses están detenidos en China: Michael Spavor y el exdiplomático Michael Kovrig, que trabajaba para el think tank International Crisis Group, con sede en Bruselas. Ambos enfrentan cargos de espionaje por, supuestamente, poner en peligro la seguridad del Estado Chino. Los dos han sido detenidos días después del arresto de Meng, tras China amenazar a Canadá de “graves consecuencias” por la detención de la ejecutiva de Huawei que el país considera haberse realizado por cuestiones políticas.

El embajador de Canadá en China, Dominic Barton, afirmó, según Reuters, que una corte en la ciudad de Dandong (nordeste chino) debe decretar el veredicto de Spavor este miércoles. De ser condenados, Spavor y Kovrig podrían afrontar un mínimo de 10 años de cárcel, en un país donde los tribunales declaran culpables a los acusados el 99% de las veces. “No es una coincidencia que esto esté sucediendo en este momento, mientras el caso [de Meng] está pasando en Vancouver”, agregó Barton. China niega cualquier relación entre el caso de Meng y los juicios contra ciudadanos canadienses en suelo chino.


Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí



Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS