Irán viola el acuerdo nuclear y comienza a enriquecer uranio al 20% de pureza

Teherán acentúa su actitud desafiante al apresar un petrolero surcoreano en el Golfo

Agencias
Teherán -
Un trabajador, en la planta de enriquecimiento de uranio de Fordow en noviembre de 2019.
Un trabajador, en la planta de enriquecimiento de uranio de Fordow en noviembre de 2019.- (AFP)

Irán ha comenzado este lunes a inyectar gas en las centrifugadoras de la planta de Fordow para enriquecer uranio a una pureza del 20%, en una clara violación del acuerdo nuclear de 2015 alcanzado entre Teherán y seis potencias mundiales (JCPOA, por sus siglas en inglés). El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabií, ha explicado que el proceso de inyección de gas en las centrifugadoras comenzó “hace unas horas” tras la orden del presidente, Hasan Rohani, para implementar una reciente ley aprobada por el Parlamento, según la agencia oficial IRNA.

Poco después del anuncio, la televisión pública iraní ha informado de la incautación de un petrolero surcoreano, el MT Hankuk Chemi, en el estrecho de Ormuz. Las autoridades han alegado que el buque estaba contaminando el golfo Pérsico con agentes químicos, y que la tripulación, que permanece detenida, está compuesta por surcoreanos, indonesios, vietnamitas y birmanos. El buque había partido de Jubail (Arabia Saudí) y se dirigía a Fujairah (Emiratos Árabes Unidos). La nueva acción desafiante se ha producido después de que Estados Unidos haya acusado en varias ocasiones a Irán de llevar a cabo ataques en la zona, lo que ha sido negado por Teherán, mientras que el Reino Unido desplegó en 2019 dos buques de guerra tras la interceptación por parte de las autoridades iraníes del petrolero británico Stena Impero.

Hace tres días, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) informó de que Irán le había comunicado sus planes de volver a enriquecer uranio hasta una pureza del 20%, un nivel que alcanzó antes del histórico acuerdo de 2015 firmado con EE UU, Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido. El presidente estadounidense, Donald Trump, rompió unilateralmente el pacto en 2018 y restableció las sanciones a la República Islámica.

Conforme al JCPOA, que limita el programa nuclear iraní para evitar que Teherán desarrolle el arma atómica, Irán no puede enriquecer uranio a un nivel superior al 3,67%. Teherán ya superó en 2019 ese límite de pureza máxima, pero solo hasta un 4,5%. No obstante, el 20% de enriquecimiento sigue estando muy por debajo del 90% necesario para desarrollar una bomba nuclear.

Rabií ha destacado, citado por la agencia oficial IRNA, que “dentro de unas horas estará disponible el primer producto UF6 (hexafluoruro de uranio)”. El portavoz gubernamental ha aclarado que este proceso se ha realizado después de “tomar medidas como informar al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)”.

Irán comenzó a incumplir sus obligaciones en 2019 en represalia por la ruptura del acuerdo por parte de Trump. El objetivo de Teherán es presionar a las potencias europeas para que cumplan con las ventajas económicas que se prevén para Irán en el pacto, que limita el programa atómico iraní a cambio de la relajación de las sanciones internacionales. Este nuevo incumplimiento del pacto puede dificultar los esfuerzos del presidente electo de EE UU, Joe Biden, para regresar al acuerdo de 2015, como esperan que haga tanto Irán como los otros cinco países signatarios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La decisión llega después de que el pasado diciembre el Parlamento iraní aprobara una ley que estipula, entre otros puntos, producir y almacenar cada año 120 kilos de uranio enriquecido al 20%. La ley fue aprobada pocos días después del asesinato del destacado científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh, del que Teherán ha acusado a Israel. El presidente de este país, Benjamín Netanyahu, ha reaccionado al anuncio iraní asegurando que la intención de la República Islámica es el desarrollo de armamento atómico. “Israel no permitirá que Irán tenga armas nucleares”, ha sentenciado Netanyahu.

La UE ha reaccionado diciendo que si la OIEA confirma que Irán ha iniciado el enriquecimiento de uranio al 20%, el país persa se habrá desviado considerablemente de sus obligaciones pactadas. “Si este anuncio se implementa, constituirá una desviación considerable de los compromisos de Irán bajo el JCPOA, con serias implicaciones respecto a la no proliferación nuclear”, ha afirmado el portavoz del Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS