Brexit

Pasaportes, visados, ‘roaming’... Todos los cambios que trae la era pos-Brexit

Los ciudadanos que viajen o hagan negocios en el Reino Unido estarán sometidos a nuevas reglas a partir de este 1 de enero

Varios viajeros hacen cola en una de las terminales del aeropuerto de Londres-Heathrow, el 21 de diciembre.
Varios viajeros hacen cola en una de las terminales del aeropuerto de Londres-Heathrow, el 21 de diciembre.NIKLAS HALLE'N / AFP

¿DNI o pasaporte? ¿Hay que pedir visado? ¿Sirve el permiso de conducir? ¿Puedo dejar activado el uso de datos del móvil? La salida definitiva del Reino Unido de la UE impone nuevas reglas cuyo impacto Londres y Bruselas han tratado de minimizar mediante los acuerdos que han sellado, pero que no han podido reducir a cero. Estas son algunas de las reglas que cambian y otras que seguirán igual a partir de este 1 de enero de 2021.

Vivo y trabajo en Londres. ¿Puedo seguir en el Reino Unido?

Sí. Los pactos alcanzados garantizan la residencia para los ciudadanos europeos que hayan llegado al Reino Unido hasta el 31 de diciembre de 2020 (el final del periodo de transición) y la de los británicos que en esa fecha vivan en uno de los 27 países de la UE.

¿Debo hacer algún trámite?

Sí, hay que solicitar un documento de residencia en el Reino Unido, pero hay tiempo hasta el 30 de junio de 2021. A quienes lleven cinco años de residencia se les dará el estatus de asentado; y a quienes hayan estado menos tiempo, el de preasentado. Los británicos en la Unión Europea también deberán registrarse, pero el papeleo necesario lo fija cada país.

¿Qué pasa con mi familia?

El Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la UE protege a los hijos de los residentes, con independencia de dónde y cuándo hayan nacido. También garantiza el derecho de reunificación familiar con cónyuges o parejas registradas, padres, abuelos, hijos o nietos.

No vivo en Londres, pero debo ir por negocios. ¿Voy a necesitar visado?

No. Se podrá visitar el país para periodos de hasta seis meses para hacer turismo o realizar actividades empresariales, como asistir a conferencias o reuniones de trabajo.

¿Y si quiero ir a estudiar o trabajar?

A partir de este 1 de enero, el Reino Unido pone en marcha un sistema migratorio por puntos —que dará prioridad a ciudadanos con habilidades concretas— y para trabajar será necesario un visado. Para estudiar, también si se trata de estancias de más de seis meses. En caso de obtener un título universitario en el Reino Unido, se podrá pedir un visado de licenciado, que permite permanecer en el país para trabajar o buscar empleo dos años; tres, en el caso de haber conseguido un doctorado.

¿Puedo seguir viajando con el DNI?

El DNI se podrá seguir usando para viajar entre España y el Reino Unido hasta el 30 de septiembre de 2021. A partir del 1 de octubre, será obligatorio viajar con el pasaporte.

¿Qué ocurre con la Seguridad Social?

La situación en la que se hallen actualmente los residentes de un país de la UE y sus familiares en el Reino Unido también queda garantizada, de modo que ni quedarán desprotegidos ni deberán afrontar una doble imposición de cuotas.

¿Y con la sanidad?

La asistencia sanitaria de emergencia sigue estando cubierta para las estancias temporales de turistas, estudiantes o personas de negocios con la tarjeta sanitaria europea. Si se debe permanecer más tiempo, dependerá de la legislación nacional. El Reino Unido impone un recargo sanitario en la emisión de los visados para estancias de más de seis meses, que es reembolsable en el caso de estudiantes o trabajadores transfronterizos.

¿Y si soy pensionista?

Los acuerdos entre Bruselas y Londres establecen que los pensionistas seguirán beneficiándose de la asistencia sanitaria en su país de residencia en nombre del Estado que paga su pensión.

Soy estudiante, ¿podré pedir un erasmus a Londres?

No. El Reino Unido ha decidido salir del programa Erasmus. El Gobierno británico ha anunciado que quiere crear su propio plan, que se llamará Turing —por el matemático Alan Turing— para que 35.000 estudiantes cada año vayan al extranjero, pero no solo a Europa.

¿Seguirá funcionando el roaming?

La legislación europea deja de aplicarse y las empresas británicas son libres de aplicar cargos por itinerancia a los ciudadanos de la UE. Tampoco los españoles tienen por qué ofrecerlo a los británicos, aunque algunas firmas seguirán dando ese servicio.

Tengo una empresa de exportación. ¿Debo pagar aranceles?

No. Los pactos prevén que habrá cero aranceles y cero cuotas.

¿Pero me supondrá más papeleo?

Sí. Ambos bloques se han comprometido a reducir los trámites al mínimo. Sin embargo, el Reino Unido sale del mercado único, lo que significa que los productos de ambos lados del Canal estarán sujetos a controles y formalidades aduaneras para cumplir con los estándares de seguridad y sanidad que exija el país de destino.

¿Afecta el Brexit al transporte aéreo?

Sí. Las aerolíneas del Reino Unido dejarán de ser compañías de la UE y no disfrutarán de los mismos derechos de tráfico en el espacio comunitario. El acuerdo garantiza a esas empresas que podrán sobrevolar cielo europeo y trasladar pasajeros o mercancías entre una ciudad británica y otra de la UE. Sin embargo, no podrán unir dos ciudades de un país (Barcelona-Madrid), ni de la UE (Barcelona-París) ni unir tres puntos (Londres-París-Barcelona). Además, pierden la llamada quinta libertad al no poder efectuar trayectos entre un Estado miembro y un tercer país (Londres-Barcelona-Pekín). Todo tendrá que volver a ser negociado de forma bilateral con los Estados miembros.

¿Eso repercutirá en Iberia o Vueling?

Las dos pertenecen al grupo británico IAG, pero han defendido su pasaporte español. La Comisión Europea tenía dudas de que la mayoría de su capital fuera europeo, pero corresponde a España velar por el cumplimiento de esa disposición. El Gobierno ya ha garantizado que ambas seguirán volando. Además, el acuerdo introduce la creación de una comisión bilateral que podrá decidir en un año si elimina el requisito de que haya una mayoría de accionistas de la UE para obtener una licencia comunitaria.

¿Cuánto deberá pagar Londres a los Veintisiete?

El Reino Unido ya no participa en los presupuestos comunitarios para 2021-2027, cuya negociación se cerró in extremis en el último Consejo Europeo, ni en los fondos de recuperación desplegados para hacer frente a la pandemia. Sin embargo, las obligaciones del Reino Unido con la UE no han terminado.

Londres recibirá fondos para liquidar su participación en instituciones como el Banco Europeo de Inversiones o el Banco Central Europeo. Sin embargo, las estimaciones señalan que el saldo aún será favorable a Bruselas. La UE estimaba que la factura estaba en torno a los 45.000 millones de euros a causa de los “compromisos pendientes”. Entre ellos, están algunas inversiones a las que se comprometió como socio de la UE. Por ejemplo, una infraestructura puede presupuestarse en 2012, pero no acabarse hasta 2019. Pues bien, Londres debería asumir su parte de la cuota pendiente de ese proyecto —el 13% del total—.

El Gobierno británico sostiene que buena parte de esa cantidad la desembolsó en 2020 a través de sus contribuciones al Presupuesto de la UE. Aun así, la Oficina de Responsabilidad Fiscal estima que quedan aún unos 27.500 millones de euros que deberán ser pagados entre 2021 y el año 2057. La Oficina calcula que los mayores desembolsos se producirán entre 2021 y 2025, cuando deberá seguirse aportando recursos por proyectos que siguen su curso, mientras que la factura se reducirá drásticamente luego para sufragar solo pensiones de empleados comunitarios.

Más información

Lo más visto en...

Top 50