Colombia

Un senador indígena sufre un atentado a días de la marcha de las comunidades en Bogotá

Un grupo de congresistas opositores insiste en una reunión urgente con el presidente Iván Duque y exige garantías de protección tras el ataque contra Feliciano Valencia, quien salió ileso

Feliciano Valencia, líder de la comunidad nasa fue uno de los promotores de la minga indígena.
Feliciano Valencia, líder de la comunidad nasa fue uno de los promotores de la minga indígena.LUIS ROBAYO / AFP

“Acabo de sufrir un atentado contra mi vida en la vía que conduce entre el corregimiento El Palo y Tacueyó, en el punto El Tierrero en Toribío, Cauca. Salí ileso gracias a la madre naturaleza”. Este fue el anuncio del congresista colombiano Feliciano Valencia tras el ataque con disparos este jueves que sufrió su camioneta en el suroeste de Colombia. Valencia es uno de los líderes indígenas más reconocidos del país y senador por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS). Hace días fue uno de los promotores de la movilización de más de 8.000 indígenas hacia Bogotá, conocida como minga.

La denuncia, publicada en su cuenta de Twitter y de la que se han conocido imágenes de disparos contra el vehículo blindado, causó indignación entre personalidades que la consideraron otra prueba del aumento de la violencia política tras el asesinato de líderes sociales, firmantes del acuerdo de paz, así como de militantes de movimientos políticos opositores. “No vamos a permitir ni un muerto más en este país por cuestiones políticas por lo que se piensa y por lo que se hace”, dijo la representante a la Cámara María José Pizarro.

Funcionarios del Gobierno de Iván Duque también rechazaron el ataque, del que no se conoce todavía a los responsables. “Sé que las autoridades actuarán con firmeza para encontrar a los criminales que tanto daño les hacen a los líderes sociales y por tanto al país. Toda mi solidaridad”, dijo la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, mientras la ministra del Interior, Alicia Arango, anunció que el senador se encontraba en un lugar seguro y protegido por la Guardia Indígena, el colectivo que presta seguridad a las comunidades del suroeste de Colombia. “Se le ofreció ser evacuado de la zona en helicóptero pero aseguró que no es necesario”, informó Arango durante la sesión de la Comisión Tercera del Senado. La jefe de la cartera política agregó que en la zona del atentado hay presencia de un grupo de disidentes de las extintas FARC y que la Fiscalía y un Cuerpo élite de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía ya están haciendo las investigaciones.

El atentado al senador indígena se da una semana después de la movilización pacífica que hicieron varios pueblos hasta la capital colombiana para pedir una reunión con el presidente Iván Duque. Viajaron en enormes caravanas para exigir que el Gobierno los proteja, pero regresaron a sus territorios al no ser recibidos por el mandatario. De acuerdo con la ONG Indepaz, al menos 167 líderes indígenas han sido asesinados durante la presidencia de Duque. El hecho ocurre también en medio de una fuerte estigmatización contra las comunidades indígenas y contra la protesta social desde sectores políticos de derecha y afines al partido de Gobierno, el Centro Democrático.

Tras el atentado, congresistas de la oposición insisten en mantener una reunión urgente con el presidente Duque para establecer garantías del ejercicio político. En los últimos días, han sido asesinados militantes del movimiento Colombia Humana, que lidera el excandidato presidencial Gustavo Petro. La representante a la Cámara María José Pizarro responsabilizó al mandatario de lo que pueda sucederles. “Cuántas amenazas y atentados más tenemos que esperar para que usted cumpla con el Estatuto de la Oposición, que es construir un plan de seguridad para todos los líderes de la oposición política en este país”, dijo la congresista.

Más información

Lo más visto en...

Top 50