El Gobierno de Maduro acusa a España de complicidad en la fuga de Leopoldo López

Un comunicado de la Cancillería eleva la tensión con Madrid y descarta que la salida del dirigente fuera pactada

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Caracas, el pasado febrero.
El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Caracas, el pasado febrero.Carolina Cabral /

El Gobierno de Nicolás Maduro ha reaccionado este domingo con acusaciones e irritación ante la marcha del líder opositor Leopoldo López, que llevaba año y medio resguardado en la Embajada de España en Caracas antes de fugarse al exterior. En un comunicado firmado por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, Caracas rechaza lo que considera “la flagrante violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por parte del Gobierno de España, al facilitar, con notable complicidad, la fuga del terrorista Leopoldo López.”

El chavismo recurre a la retórica habitual del enemigo exterior y una vez más arremete contra el embajador español en Caracas, Jesús Silva, durante este tiempo. El Ejecutivo opina que España alienta y ampara la fuga de “un peligroso delincuente”. El texto habla de "la práctica antidiplomática y hostil del Estado español hacia Venezuela”. Al día siguiente de la partida de López, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia, la policía política del régimen, detuvieron a Nubia Campos, cocinera de López en la embajada española, y a José Neira, que laboraba ahí como vigilante y allanaron además sus residencias, para someterlos a interrogatorios.

Casi al mismo tiempo de las declaraciones de Arreaza, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España condenaba las detenciones al personal de su embajada hechas por la policía venezolana acusando también a Caracas de violar la Convención de Viena. El texto agrega: “España reitera su convencimiento de que la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos, que permita la celebración de unas elecciones legislativas y presidenciales con plenas garantías democráticas”.

El cruce de acusaciones y reclamos entre los Gobiernos de Venezuela y España por la fuga de López contradice por completo un rumor muy esparcido en Caracas, tenido como cierto por la mayoría de las fuentes informadas, según el cual su marcha pudo haber sido pactada con el Gobierno de Maduro a partir de los oficios de España, con el objeto de facilitar la comunicación entre los dos países y liberar a España de aquel compromiso en la propia ciudad de Caracas.

Sin embargo, momentos después de anunciarse la salida del país de de Leopoldo López, el líder opositor Juan Guaidó —militante, como López, de partido Voluntad Popular— había declarado en su cuenta de Twitter: “Maduro, no controlas nada. Burlando tu aparato represivo, logramos sacar a territorio internacional a nuestro Comisionado para el Centro de Gobierno, Leopoldo López. Su aporte por Venezuela continua desde este nuevo espacio de acción".

Más información

Lo más visto en...

Top 50