Estados Unidos

El exjefe de campaña de Trump, hospitalizado a la fuerza tras una crisis mental

Brad Parscale fue parte oficial del equipo del presidente de EE UU desde 2015 hasta julio de este año

Agencias
Fort Lauderdale (Florida) - 28 sep 2020 - 23:05 UTC
Un fotograma del vídeo donde se muestra la detención de Brad Parscale, en Fort Lauderdale, Florida.
Un fotograma del vídeo donde se muestra la detención de Brad Parscale, en Fort Lauderdale, Florida.AFP

Brad Parscale, quien fue jefe de campaña de Donald Trump hasta julio, fue hospitalizado a la fuerza después de haberse atrincherado con armas en su casa y ante el temor de su esposa de un posible suicidio, confirmó la policía de Fort Lauderdale (Florida). El informe oficial del incidente, al que tuvo acceso la agencia Efe, reveló que Candice Parscale, la esposa de Brad, llamó al servicio de emergencia el domingo porque temía que su marido usara un arma para acabar con su vida.

La mujer aseguró a los agentes que llegaron a su casa en Fort Lauderdale, una ciudad situada 48 kilómetros al norte de Miami, que Parscale había estado “hablando agitadamente consigo mismo y que luego había escuchado un disparo”. “Poco después, el hombre se asomó a una ventana” y tras desaparecer de su vista escuchó otro sonido como otro tiro, aseguró Candice Parscale. “La esposa se negó a entrar en la casa y dijo que estaba asustada”, continua el informe. Una vez que los policías tuvieron contacto visual con el hombre informaron que estaba sentado en el suelo, sin camisa y con un sombrero, mientras hablaba por teléfono, visiblemente alterado.

En unas declaraciones al diario Sun-Sentinel, el policía Timothy Skaggs, amigo de la familia, se presentó en la escena y llamó a Parscale por teléfono para convencerlo de que saliera. “Estaba balbuceando, como si estuviera bajo la influencia de una bebida alcohólica y parecía que estaba llorando”, explicó el agente.

El vídeo del incidente muestra a Candice Parscale, en bikini y cubierta por una bata blanca, diciéndole a la policía frente a su casa que había tenido un altercado con su marido y que lo vio cargar su pistola cuando salía de su estudio. Brad Parscale abandonó su casa, sin camisa, llevando pantalones cortos y una lata de cerveza en la mano, después de que un policía le pidiera repetidamente por teléfono que saliera desarmado. Un agente lo derrumbó sorpresivamente por las piernas, y dos más lo esposaron con las manos en la espalda. “¡Yo no hice nada! ¡Yo no hice nada!”, decía el detenido.

Parscale fue trasladado a un hospital cercano a su casa para una evaluación psiquiátrica. Allí fue retenido virtud de una ley de Florida (Baker Act), que autoriza a las autoridades a mantener involuntariamente hospitalizados hasta 72 horas a una persona que sea declarada “inestable mentalmente y que pueda ser un daño para sí mismo o para otros”.

El informe policial también reveló que tras el incidente, los agentes incautaron 10 armas de fuego en la residencia, de las cuales dos eran rifles, dos escopetas, un revólver calibre 22 y cinco pistolas. Según el reporte del incidente, Candice Parscale, de 41 años, había asegurado que su marido sufría del síndrome de estrés postraumático y se había vuelto violento en las últimas semanas.

Parscale fue parte oficial del equipo de Trump desde 2015 hasta julio de este año, cuando fue despedido de su cargo como jefe de la campaña para la reelección del mandatario estadounidense. Según la prensa local, su salida fue provocada por el fracaso del primer mitin proselitista organizado en la ciudad de Tulsa (Oklahoma). Sin embargo, había seguido ligado a la operación electoral de Trump.

Brad Parscale es miembro de nuestra familia y todos lo queremos. Estamos listos para dar apoyo a él y su familia en todo lo posible”, dijo el jefe de comunicación de la campaña de Trump para las elecciones de noviembre, Tim Murtaugh.

Más información

Lo más visto en...

Top 50