Berlín

La Fiscalía alemana investiga como “ataque islamista” una cadena de accidentes en una autopista de Berlín

Al menos seis personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, en unos choques aparentemente deliberados

Agentes de policía en la zona donde se han producido los choques, en la carretera A100, en Berlín, este miércoles.
Agentes de policía en la zona donde se han producido los choques, en la carretera A100, en Berlín, este miércoles.FABRIZIO BENSCH / Reuters

Al menos seis personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, por una serie de choques ocurridos aparentemente de forma deliberada el martes en la autopista A100 de Berlín. La Fiscalía ha catalogado los hechos este miércoles como un “ataque de motivación islamista”, aunque de momento no descarta ninguna hipótesis. El sospechoso, identificado como un iraquí de 30 años, se encuentra detenido.

“El hombre está bajo la fuerte sospecha de haber intentado cazar deliberadamente motociclistas,” dijo el portavoz de la Fiscalía, Martin Steltner, durante una rueda de prensa en Berlín este miércoles. “Hasta ahora no hay pruebas de que otras personas estén directamente involucradas en el crimen, pero hay indicios que llevan al medio islamista. Los procedimientos y los resultados de nuestra investigación actual sugieren un ataque”, añadió. Los choques consecutivos se sucedieron a la altura de los barrios de Wilmersdorf, Schöneberg y Tempelhof.

Steltner ha apuntado, no obstante, que el sospechoso padece problemas mentales. “El hecho de que el sospechoso pueda haber sufrido problemas psicológicos no facilita las cosas”, aseguró este miércoles el responsable de Interior de Berlín, Andreas Geisel. “Si los problemas personales se mezclan con las ideas religiosas, esto puede llevar a acciones incontrolables. Los eventos de ayer [por el martes] nos muestran muy dolorosamente cuán vulnerable es nuestra sociedad libre. Independientemente de lo que pasase en la autopista de la ciudad, debemos ser conscientes de que Berlín sigue siendo el foco del terrorismo islamista”.

La prensa alemana ha identificado al sospechoso como Sarmad A. y señalado que está acusado de al menos tres intentos de asesinato. Se trata de un refugiado iraquí que, según el relato de medios locales, embistió a los motociclistas, descendió de su coche (un Opel Astra de color negro), colocó una caja de municiones sobre el capó y gritó “¡Ala es grande! ¡Que nadie se acerque, de lo contrario morirán todos!”. Después extendió una pequeña alfombra y se dispuso a rezar.

La policía le detuvo y los artificieros de la Oficina Regional de Investigación Criminal registraron el vehículo en busca de material peligroso sin hallar nada. Un dispositivo que había alertado a los especialistas resultó ser una caja de herramientas.

La prensa señala que Sarmad A. había publicado en en su página de Facebook el día de los hechos fotos del coche con la frase: “El viernes vamos a Palestina. Dios es grande y Dios convence a todos”.

El presunto atacante estaba en el foco de la policía desde agosto de 2018 a causa de varios delitos que cometió. Ese mes fue enviado a una clínica psiquiátrica y liberado poco después. Las autoridades creen que pudo haberse radicalizado en el centro de refugiados donde vivía, ya que han descubierto que tenía contactos con un islamista que integra la lista de “peligrosos”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50