Trump puentea al Congreso y aprueba una extensión limitada de las ayudas económicas por la pandemia

Ante el bloqueo de las negociaciones en el Capitolio, el presidente parchea con cuatro órdenes ejecutivas los perjuicios del vencimiento del anterior paquete de rescate

El presidente se prepara para firmar las órdenes ejecutivas.
El presidente se prepara para firmar las órdenes ejecutivas.Susan Walsh / AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha procedido este sábado a puentear a los legisladores electos y, alegando que el bloqueo en el Capitolio le ha obligado a actuar unilateralmente, ha firmado cuatro órdenes ejecutivas para mitigar el impacto del vencimiento del billonario paquete de rescate a una economía machacada por la pandemia del coronavirus, sobre cuya renovación los congresistas demócratas y republicanos no han logrado ponerse de acuerdo.

Las órdenes, firmadas en su club de golf de Nueva Jersey, buscan prolongar las moratorias en los desahucios, añadir flexibilidad a los pagos de los créditos universitarios y renovar los complementos a los subsidios por desempleo. Este último punto es quizá el más relevante, pues el 1 de agosto vencieron los 600 dólares semanales suplementarios de prestación por desempleo que recibían cerca de 17 millones de estadounidenses que perdieron su trabajo durante la pandemia, y las negociaciones para renovarlo, entre la Casa Blanca y los demócratas, estaban estancadas.

Al final, la orden firmada por Trump, que llevaba días amenazando con emprender acciones por su cuenta, deja esos suplementos en 400 dólares, un tercio menos de lo que venían recibiendo los beneficiarios. Los demócratas exigen ayudas más cuantiosas y los republicanos aspiraban a reducir el monto que se entrega a los parados a 200 dólares semanales, pero también querían añadir recursos para respaldar a los pequeños negocios y beneficios fiscales para las empresas.

Las órdenes ejecutivas, ha dicho Trump durante la rueda de prensa en su club de golf, “arreglarán casi por completa esta situación”, en referencia a atasco en la negociación de un nuevo paquete de ayudas. Pero lo cierto, y así lo han reconocido algunos republicanos, es que el alcance de las medidas contempladas en las órdenes no cubre ni de lejos las necesidades creadas por el vencimiento de las provisiones del anterior paquete. Las órdenes no proporcionan ayudas a pequeñas empresas ni a administraciones locales o estatales, ni a trabajadores con ingresos bajos o medios. Los economistas advierten de que, si la acción unilateral de Trump implica una renuncia a llegar a un acuerdo en el Congreso sobre un paquee más ambicioso, se desmantelaría la red de apoyo que ha sujetado esos meses la economía para permitir una recuperación más rápida.

“Lo malo de las órdenes ejecutivas es que no pueden hacer nada por los incidentes con las pequeñas empresas. Tampoco pueden hacer pagos directos. Eso es algo que el presidente no tiene competencia para hacer. Así que pierdes dos áreas clave. Tampoco puedes dar dinero a las escuelas. Y no puedes financiar necesidades de administraciones locales o estatales”, admitió el propio Mark Meadows, jefe de Gabinete de la Casa Blanca, que ha llevado el peso e las negociaciones con el Congreso.

No está claro, además, hasta qué punto el presidente tiene autoridad para actuar por su cuenta y redirigir fondos públicos, pues la competencia de asignar fondos federales está en manos del Congreso. Existe la posibilidad de que las órdenes sean impugnadas en los tribunales. En todo caso, resulta llamativo que Trump utilice a órdenes ejecutivas para un asunto de este calado, cuando criticó reiteradamente a su predecesor, Barack Obama, por recurrir a ellas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50