La crisis del coronavirus

Duque recibe críticas por decretar días sin IVA en plena pandemia de coronavirus en Colombia

La primera jornada sin el impuesto se saldó con alarmantes imágenes de avalanchas de compradores en momentos en que la covid-19 acelera su avance en el país sudamericano

Un comprador sale de un almacen en Bogotá durante el primer Día sin IVA en Colombia, el pasado 19 de junio.
Un comprador sale de un almacen en Bogotá durante el primer Día sin IVA en Colombia, el pasado 19 de junio.Carlos Ortega / EFE

Todos los días, a las seis de la tarde, Iván Duque es el anfitrión de un especial televisivo dedicado a la respuesta ante la crisis del coronavirus. Recuperar de manera gradual la “vida productiva”, mas no la “vida social”, se ha convertido en el mantra del presidente de Colombia, embarcado en un difícil esfuerzo de reactivación económica a la espera de la llegada del pico de contagios. Para impulsar esa reapertura, el mandatario está determinado a celebrar el viernes la segunda de las tres jornadas sin el IVA con las que se ha comprometido su Gobierno, a pesar de que los reparos se multiplican después de que la primera, el pasado 19 de junio, se saldó con alarmantes imágenes de avalanchas de compradores.

En épocas de distanciamiento social, las caóticas multitudes en tiendas y centros comerciales de varias ciudades marcaron esa jornada, con fotos y videos que inundaron las redes sociales y encendieron los reproches al Ejecutivo. En todo el país se registraron 85 aglomeraciones, según el balance del Ministerio de Comercio. El propio Duque ha reconocido que hubo cosas que “salieron mal”, ha hablado de “lecciones para mejorar como país”, pero ha diluido la responsabilidad de las autoridades y defiende que la inmensa mayoría de unos 78.000 comercios cumplió los protocolos. “Vamos a tener el Día del amor y la amistad con covid, Halloween y Navidad”, ha argumentado. “Riesgos de aglomeración seguramente van a estar, pero la única manera de mitigarlos es con nuestra consciencia individual”.

En un caso ilustrativo, las autoridades sanitarias de Cali detectaron que cinco personas que estaban a la espera del resultado de sus pruebas salieron de compras ese día, y la semana pasada sus resultados dieron positivo. Abundan los pronósticos más pesimistas, pero el impacto que el primer Día sin IVA haya podido tener en términos de contagios solo se podrá vislumbrar cuando hayan pasado dos semanas. La desafortunada coincidencia es que ese plazo se junta con la segunda de las tres jornadas de exención del impuesto, el próximo 3 de julio. La tercera está prevista para el 19 de julio.

A pesar del balance positivo de los comerciantes, un gremio cercano al Gobierno, los críticas fueron casi unánimes. “Un país que ha hecho tantos esfuerzos por mantener contenido la covid-19 no puede descontrolarse, menos aún debido a una estrategia mal pensada desde el mismo Gobierno que noche tras noche insiste en que debemos cuidarnos”, señaló en su editorial el periódico El Espectador. “El ‘Día sin IVA’ revivió la discusión sobre el juego de suma cero entre salud y economía, precisamente cuando la narrativa gubernamental busca centrarse en la reactivación”, apuntó Francisco Miranda Hamburger, director del diario económico Portafolio. “Las imágenes de las aglomeraciones en los medios y en las redes profundizarán la desconfianza de muchos ciudadanos en la capacidad del Estado y de los comercios y sitios de trabajo de protegerlos contra el virus”.

“Equivocarse es de humanos, aceptar y corregir es de sabios. Le ruego al Gobierno nacional no provocar otro viernes de covid que malogre el cuidado”, pidió Claudia López, la alcaldesa de Bogotá, después de una jornada en la que ventiló, una vez más, sus tensas diferencias con el presidente. Ella ha pedido que el próximo sea únicamente para ventas electrónicas. El exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas lo calificó como un día “improvisado, imprudente, inconveniente e irrepetible”.

El debate se agita en momentos en que la covid-19 acelera su avance en Colombia, que hasta ahora había logrado ralentizar la propagación. El país reportó por primera vez más de cuatro millares de contagios diarios el sábado, y el domingo registró su mayor cifra diaria de muertes (167). Ya acumula más de 3.000 fallecimientos y 90.000 casos confirmados. La curva se empina. Los inoportunos días sin IVA llegaron cuando el país no puede bajar la guardia. El primero antecedió el puente festivo del Día del padre, justo mientras la Organización Mundial de la Salud advertía los peligros del desconfinamiento.

Algunas de las críticas más duras al Día sin IVA señalan que envía mensajes encontrados, fomenta la desobediencia y socaba el discurso tanto de los epidemiólogos como del propio Gobierno. La administración de Duque se propone seguir adelante, aunque este lunes anunció algunos ajustes en una circular de los ministerios del Interior y de Comercio dirigida a alcaldes y gobernadores. El principal fue la suspensión en las próximas dos jornadas de la venta presencial de electrodomésticos y computadores en los establecimientos “considerados grandes superficies”. También permite retirar en las tiendas, de forma programada en un plazo de dos semanas, los productos adquiridos por medios electrónicos, y autoriza a las gobiernos locales establecer franjas horarias por género o por el número del documento de identidad –las restricciones de circulación conocidas como “pico y cédula” y “pico y género”–.

“No veo al Gobierno dando marcha atrás”, apunta el analista Ricardo Ávila sobre una medida que califica como una prueba emblemática de lo que es una mala idea en economía. “Tiene mucho de populismo con un efecto absolutamente discutible”, señala. La literatura académica, explica, ha demostrado que esas jornadas tienen un escaso impacto a la hora de mejorar la actividad económica, y los consumidores tienden a anticipar o acomodar sus compras. Aunque representan oxígeno para algunos comerciantes, el fisco sacrifica los recaudos. Además, en el primer Día sin IVA la gente compró masivamente bienes que tienden a ser importados: televisores, celulares y, en general, electrodomésticos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50