Elecciones en EE UU 2020

Obama exhibe su tirón en la campaña de Joe Biden

El expresidente acompaña en un acto virtual al candidato demócrata que en mayo superó por primera vez a Trump en recaudación de fondos

El candidato demócrata Joe Biden.
El candidato demócrata Joe Biden.Jonathan Ernst / Reuters

Fue el primer evento de recaudación de fondos de Joe Biden con el expresidente Barack Obama. Y, según la campaña del candidato demócrata, se recaudaron más de 7,6 millones de dólares. El evento se celebró este martes y fue virtual, pero contó con más de 175.000 participantes registrados, lo que lo convierte en la mayor recaudación de pequeños donantes del exvicepresidente. “Todos tienen un sentimiento de urgencia, y estoy aquí para decirles que la ayuda está de camino si hacemos nuestro trabajo”, dijo Obama al público virtual.

Despejado del resto de candidatos el camino a la nominación demócrata, y con el país sumido en una triple crisis, sanitaria, económica y social, los sondeos sonríen a Biden, que aventaja por un promedio de 13 puntos a su rival, Donald Trump, a cinco meses de las elecciones presidenciales. Una tendencia que se refleja en las cajas registradoras. En el mes de mayo, la campaña demócrata obtuvo 80,8 millones de dólares, superando por primera vez en recaudación a la del presidente Trump (74 millones). Tras el dinero desembolsado por la campaña de Biden en las superpobladas primarias demócratas, el músculo de la campaña de reelección del presidente republicano sigue siendo mayor: contaba a finales de mayo con un total de 265 millones, frente a los cerca de 120 con que contaba Biden. Pero cabe recordar que Trump lleva haciendo campaña por un segundo mandato desde 2017 y Biden no entró en la carrera hasta abril del año pasado.

El parón de los actos de campaña multitudinarios debido a la pandemia del coronavirus ha llevado a los candidatos a concentrarse en los canales digitales y les ha permitido ahorrar recursos para la recta final de la carrera. El presidente Trump regresó el pasado fin de semana a la carretera con un mitin en Tulsa (Oklahoma). Pero la convocatoria fue decepcionante, muy por debajo de las expectativas de la campaña, hasta el punto de que se decidió, ante la escasez de aforo, que el presidente no acudiría a un segundo escenario que se había preparado en el exterior del recinto para los miles de seguidores que la campaña esperaba que se quedaran sin poder entrar. El resbalón de su rival dará argumentos a la campaña de Biden para no apresurarse en la vuelta a las multitudes. Desde el inicio de la pandemia, el exvicepresidente ha buscado exhibir una actitud responsable, confinado en su casa de Wilmington (Delaware).

El evento de este martes muestra el tirón que sigue teniendo el último presidente demócrata, que esperó hasta abril para apoyar a quien fue su compañero de ticket, pero no ha podido participar hasta ahora en actos de campaña debido a la pandemia. Quizá por ello ha vuelto al punto de mira del presidente Trump, quien el lunes, durante una entrevista televisiva, acusó a Obama de “traición”. En el pasado, en el marco de una investigación del Departamento de Justicia sobre los inicios de la investigación de la trama rusa, había acusado a Obama de espiar a su campaña en 2016. Pero el lunes, cuando el entrevistador le preguntó de qué acusaba a Obama, Trump dijo: “Es traición”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50