Análisis
i

Hong Kong: herido o muerto

Al Partido Comunista, que mide cuidadosamente los riesgos, le compensa dar ejemplo de mano dura

Policías antidisturbios en Hong Kong, el pasado miércoles.
Policías antidisturbios en Hong Kong, el pasado miércoles.Keith Tsuji/ZUMA Wire/dpa / Europa Press

Es el fin de la excepcionalidad jurídica de la isla, del “un país, dos sistemas” que pactaron China y el Reino Unido en 1997 con la descolonización. China ha aprobado una nueva ley de seguridad nacional para Hong Kong sin pasar por el Parlamento local ni someterla a ningún escrutinio. El texto recoge los delitos de subversión, traición, terrorismo e injerencia extranjera, y Pekín tendrá la última palabra a la hora de interpretarlos. Para los...

Más información

Lo más visto en...

Top 50