Un asesor de Guaidó admite que firmó un contrato y pagó por un ataque en Venezuela

Juan José Rendón, estratega del presidente interino, quería “explorar la posibilidad” de desalojar del poder a líderes chavistas

Juan José Rendón, estratega político de Juan Guaidó, en una imagen de 2013.
Juan José Rendón, estratega político de Juan Guaidó, en una imagen de 2013.Yasmín Rincón / EFE

El intento de incursión marítima que el pasado domingo convulsionó Venezuela tiene un trasfondo que vincula al equipo de Juan Guaidó con un contrato suscrito con una firma de seguridad con sede en Florida. El estratega político venezolano Juan José Rendón, responsable del Comité de Estrategia del rival del líder opositor venezolano, admitió el miércoles haber firmado un documento con un representante de la contratista militar Silvercorp, Jordan Goudreau, al que pagó 50.000 dólares (unos 44.000 euros), para que llevara a cabo un ataque que terminara con la detención de varios funcionarios del Gobierno. J. J. Rendón, como es conocido, aseguró en una entrevista con la CNN en español que se trataba “de un acuerdo preliminar que no llegó a hacerse efectivo”.

“El acuerdo tenía 42 página de anexo que explicaba el propósito exploratorio de ese acuerdo, que no llegó a ser ejecutado o perfeccionado. Entiéndase, no se avanzó en ninguno de los preámbulos para que se hiciera efectivo. ¿En qué consistía? Era una exploración para ver la posibilidad de captura y entrega a la justicia de miembros del régimen [de Nicolás Maduro] con indictments [acusaciones], órdenes de captura, etcétera”, reconoció Rendón. También sostuvo que Guaidó no firmó el acuerdo y que finalmente el equipo del político no autorizó a Goudreau a poner en marcha esa operación.

El consultor, que ha desarrollado buena parte de su carrera en Colombia, asegura que recibió “el encargo de analizar todos los escenarios posibles para el cese de la usurpación”. Desde las elecciones presidenciales de 2018, en las que no participó la mayoría de las fuerzas críticas con el chavismo por considerar que la votación no tenía suficientes garantías, la oposición y buena parte de la comunidad internacional, con Washington a la cabeza, interpretan que Maduro no tiene legitimidad para gobernar. Ese fue el principal argumento de Guaidó cuando, a principios del año pasado, lanzó su desafío a Maduro y se proclamó presidente interino en calidad de jefe del poder legislativo. Más de 50 Gobiernos extranjeros le reconocen aún hoy ese cargo.

“Hubo muchas reuniones que se hicieron en esa época para determinar la factibilidad en todos los aspectos, jurídico, militar, económico, financiero, internacional, diplomático, para una eventual acción de captura de personeros con indictments”, continuó Rendón. El contrato al que hace referencia el estratega fue revelado hace poco más un mes por un exgeneral chavista llamado Clíver Alcalá. Este militar, que hoy se dice disidente, se entregó a la DEA desde Colombia, donde vivía, tras ser incluido en una lista de acusados de tráfico internacional de drogas al lado de Maduro y de la plana mayor del régimen. Antes de ser trasladado a Estados Unidos involucró a Guaidó en una conspiración para derrocar al sucesor de Hugo Chávez y habló, en el detalle, de ese contrato, mencionando a Rendón.

“El Gobierno legítimo de Guaidó no controla una fuerza policial en el país”, recordó el asesor en CNN. Por tanto, la estrategia consistía en “analizar todos los escenarios, alianzas con otros países, acciones propias, de gente de adentro que se plieguen a la Constitución, militares retirados”. “Todos esos escenarios se hicieron, de ahí a que se llegara a un acuerdo efectivo con ese señor al margen de la firma de ese acuerdo”, agregó.

Intervención marítima

La operación realizada el domingo, bautizada como Gedeón, es la última intentona militar fallida contra el líder boliviariano. En ella murieron al menos ocho personas, fueron capturados varios oficiales venezolanos y también dos ciudadanos estadounidenses. Maduro mostró el miércoles el vídeo de un interrogatorio realizado por las fuerzas de seguridad del régimen en el que uno de ellos, un antiguo miembro de las fuerzas experto en trabajos tácticos llamado Luke Denman, afirma que su objetivo era hacerse con el control del aeropuerto y llevarlo a Estados Unidos. Maduro dijo que ambos serán juzgados en Venezuela y anunció que solicitará la extradición de Jordan Goudreau, el ex boina verde, después representante de Silvercorp, que reivindicó la coordinación de ese operativo.

“Había tres pequeños grupos. En total había entre 50 y 60 hombres, 20 personas por grupo”, afirma Denman en la grabación. “Debía asegurarme de tomar el control del aeropuerto para que pudiéramos hacer un traslado seguro de Maduro hasta el avión", agrega. Su cometido consistía en hacerse con las comunicaciones de las torres de control para que los aviones pudieran aterrizar. La terminal de Maiquetía se encuentra cerca de las playas de Macuto y Chuao, donde se produjeron los intentos de incursión.

Lo más visto en...

Top 50