primarias demócratas en EE UU

“Mentiroso de mierda”. Biden insulta a un defensor del derecho a poseer armas en EE UU

Un empleado de una fábrica de Detroit asegura que el candidato a liderar el Partido Demócrata busca eliminar la Segunda Enmienda de la Constitución del país

Joe Biden, el 10 de marzo de 2020 en Michigan. En vídeo, el momento del incidente.(AFP | VÍDEO: REUTERS)

El favorito en las encuestas para ganar la nominación para liderar el Partido Demócrata en Estados Unidos, Joe Biden, insultó el martes a un trabajador de una fábrica del Estado de Michigan después de que este le acusara de querer eliminar la Segunda Enmienda de la Constitución, que reconoce el derecho a poseer armas de fuego. El obrero de una planta automotriz de la ciudad de Detroit le reprochó a Biden haber visto un vídeo viral en el que él afirmaba estar en contra de la tenencia de armas. “Mentiroso de mierda”, le respondió el exvicepresidente del país con Barack Obama, según se puede escuchar en un vídeo capturado por un periodista de la cadena CBS. “Yo no dije eso”, aseguró.

Michigan es uno de los seis Estados de EE UU en los que el martes se celebraron primarias demócratas. El territorio industrial era el más importante de la jornada por población y número de delegados en juego (125 de los 1.991 necesarios para ganar la nominación en la Convención Nacional de verano). Por eso, Biden, que figuraba como ganador según la mayoría de encuestas, decidió hacer una parada para saludar a los trabajadores de la fábrica de una planta de ensamblaje de Fiat Chrysler. Mientras conversaba con miembros de la Hermandad Internacional de Trabajadores de la Electricidad (IBEW, por sus siglas en inglés), un hombre lo encaró: “Está tratando activamente de poner fin a nuestra Segunda Enmienda [que permite a los civiles la posesión de armas de fuego] y quitarnos nuestras armas”. Tras insultarlo, Biden aseguró apoyar ese artículo de la Constitución y sostuvo que él y sus hijos tenían armas. “No te quitaré las tuyas de ninguna manera”, explicó.

El empleado de la fábrica insistió y le dijo que la propuesta de quitar la Segunda Enmienda “no estaba bien”. El trabajador recordó al candidato que trabajaba para él. “Yo no trabajo para tí, no seas un tonto del…”, contestó el demócrata, según la transcripción de la CBS. El rifirrafe ocurrió el mismo día en que los medios locales destacaban cómo los discursos del candidato son cada vez más escuetos en los eventos, llegando a durar entre siete y 15 minutos. Según The Washington Post, sería una estrategia para que el demócrata de 77 años no cometa ningún desliz.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50