Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ataque israelí contra objetivos iraníes causa 23 muertos en Siria

El bombardeo aéreo cerca de Damasco ha sido en represalia por el disparo de cohetes contra los Altos del Golán

ataque israeli
Explosión durante el ataque israelí de la madrugada del miércoles en las afueras de Damasco. AFP

La aviación israelí ha atacado objetivos iraníes en Siria en la madrugada de este miércoles en una acción de represalia por el lanzamiento de cohetes contra los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde 1967. El bombardeo de posiciones de la Fuerza al Quds, cuerpo expedicionario de los Guardianes de la Revolución de Irán, en torno a Damasco ha causado al menos 23 muertos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ONG con informadores sobre el terreno. Portavoces castrenses de Israel informaron de que en la operación se había destruido una veintena de posiciones controladas por Teherán, así como varias baterías de misiles tierra-aire sirios que habían disparado contra los cazas.

El Observatorio para los Derechos Humanos aseguró que 15 “combatientes extranjeros, presumiblemente de unidades proiraníes, y seis militares sirios”, perdieron la vida en ataques contra depósitos de armas situados en la periferia de Damasco e instalaciones de la base área de Mazzeh y un edificio del aeropuerto de la capital siria que alberga el cuartel general de la Fuerza al Quds. Los bombardeos causaron dos víctimas civiles, según la agencia estatal de noticias SANA, al impactar un misil contra una casa de Sasaa, al sureste de Damasco.

En una acción bélica con escasos precedentes este año, cuatro cohetes fueron disparados el martes desde Siria contra los Altos del Golán. Los interceptores del escudo antimisiles Cúpula de Hierro derribaron todos los proyectiles sin que causaran daños en la meseta ocupada por el Ejército israelí tras la guerra de los Seis Días.

“Responderemos con fuego a cualquiera que intente hacernos daño”, advirtió el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en un comunicado en el que responsabilizó a Irán y Siria de la escalada. “Las reglas han cambiado, quien ataque a Israel no podrá dormir tranquilo, nadie es inmune”, agregó el ministro de Defensa,Naftali Bennett. Israel, que no suele atribuirse las incursiones que lanza contra territorio sirio, parece haber enviado a Teherán el mensaje de que va a reaccionar con la máxima contundencia ante cualquier tipo de agresión.

Rusia, que respalda militarmente junto con Irán al Gobierno de Bachar el Asad en Siria, considera que la represalia israelí es una “decisión equivocada”, que “contradice la legislación internacional”, según ha afirmado el viceministro de Exteriores, Mijaíl Bogdanov, citado por France Presse.

Dos operaciones de la aviación israelí en Siria y Líbano dispararon la tensión en Oriente Próximo el pasado verano. La guerra larvada entre Israel e Irán en ambos países árabes desencadenó, el pasado 26 de agosto, un ataque contra la base de Aqraba, al sureste de la capital siria, para desbaratar una presunta operación proiraní con drones suicidas (cargados de explosivos). Pocas horas después, Hezbolá reveló de que dos aviones no tripulados israelíes habían caído en el barrio de Dahie, en el extrarradio de Beirut y feudo del movimiento proiraní. Uno de los drones estalló frente al centro de prensa del partido-milicia chií sin causar víctimas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información