Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Un programa entrevista este jueves a la joven con enanismo acusada de psicópata por sus padres adoptivos

Natalia Grace rompe su silencio para rebatir las declaraciones de sus progenitores, que presuntamente la abandonaron en 2013. Los Barnett, que están en libertad bajo fianza, la acusan de querer matarlos

Natalia Grace, en una secuencia del 'Show del Dr. Phil'.

Natalia Grace Barnet romperá este jueves su silencio después de que su caso diera la vuelta al mundo en mil espacios informativos en la prensa internacional a finales de septiembre. Es la primera vez que la joven, que sufre un tipo de enanismo, se enfrenta a las cámaras tras haber sido acusada por sus padres adoptivos de mentir sobre su edad y de querer asesinar a la familia, el matrimonio formado por Kristine y Michael Barnett y sus tres hijos, que vivían en el Estado de Indiana (EE UU) cuando ocurrieron los hechos.

La pareja se encuentra en libertad bajo fianza acusada de haber abandonado a Natalia Grace en 2013, cuando esta supuestamente era menor de edad. La joven vive ahora con una familia,  los Mans, que han acudido con ella a la televisión para mostrarle su apoyo y ofrecer su testimonio. "Solo quiero que la gente escuche mi versión", se puede oír a Natalia Grace en el avance del Show del Dr. Phil, un espacio del psicólogo clínico Phil McGraw, que se emite desde 2002 y que está producido por Oprah Wimpfre. Será un episodio más de un serial al que aún le quedan varios capítulos por escribir, entre ellos el de la sentencia contra los Barnett, que aseguran que la menor tenía más de 20 años cuando la dejaron a su suerte. Según su testimonio era una adulta psicópata.

Hace poco más de un mes, la pareja que acogió a la joven ucrania tras ser abandonada despejó una de las incógnitas del caso: ¿dónde estaba Natalia Grace actualmente? Antwon Mans, sacerdote y padre de otros cuatro niños, explicó que la joven se encuentra bien y que para ellos es una más de la familia en el hogar que comparten en Lafayette, una ciudad de algo más de 55.000 habitantes de Indiana.

Los Barnett, hoy en día divorciados, adoptaron a Natalia Grace en 2010 en un orfanato de Florida mediante un procedimiento exprés de 24 horas —el plazo suele ser de seis u ocho meses para cumplir con las exigencias de la ley estatal de adopciones—, según ha publicado el Daily Mail. En una entrevista concedida al diario británico, Kristine Barnett, que antes del caso era conocida como experta en crianza y había logrado que su hijo con autismo llegara a prestigiosos centros de enseñanza, explicó que pronto se dieron cuenta de que la niña era mayor. Según la mujer, aunque supuestamente solo tenía seis años, ya le había brotado el vello púbico, menstruaba y utilizaba un vocabulario propio de una persona mayor. Kristine Barnett describió una convivencia terrible con la menor, de película de miedo, en la que esta supuestamente intentó envenenarla, dibujaba enterramientos en el jardín y aparecía junto a sus camas en plena noche. 

Natalia Grace, en el programa.
Natalia Grace, en el programa.

En 2013, los Barnett se trasladaron a Canadá para que su hijo autista, que con 17 años ya era doctor en Física Cuántica, prosiguiera con sus estudios. Pero dejaron atrás a Natalia Grace, que según sus padres adoptivos tenía en ese momento más de 20 años. Le pagaron un año de alquiler en Lafayette, un seguro médico y cupones de comida. Un año después, la joven fue desahuciada y el sheriff del condado y el juzgado comenzaron a investigar qué había ocurrido. Ahora se enfrentan a cinco años y medio de prisión. Podrían ser condenados por abandonar a una menor o por dejar desamparada a una persona con una discapacidad mental o física, un delito contemplado en la ley de Indiana.

En la partida de nacimiento de Natalia Grace, de origen ucranio, figura que nació el 4 de septiembre de 2003, según han reconocido los Barnett. La policía de Indiana, citada por varios medios estadounidenses, asegura que una prueba de densidad ósea que se le realizó a Natalia en 2010 mostraba que tenía entonces ocho años. Otro test realizado dos años después arrojó que la niña tenía en ese momento 11 años. Pero en 2012 los Barnett consiguieron que un juez cambiara la fecha de nacimiento de la joven, de 2003 a 1989, lo que la convirtió automáticamente en una adulta que hoy sería una mujer de 30 años. Cómo lograron modificar la fecha de nacimiento es una de las grandes incógnitas en este caso.

En una carta del doctor Andrew McLaren fechada el 24 de octubre de 2016 y con membrete de la clínica de la Universidad de Indiana, publicada por Wish TV —el centro sanitario no ha confirmado la veracidad del documento—, el médico afirma que la fecha que aparece en la partida de nacimiento de Natalia Grace es “claramente incorrecta”. “Lamentablemente determinar la verdad sobre la edad ha sido difícil. Los registros proporcionados por las autoridades de su país de origen, Ucrania, son sumamente incompletos. También porque tiene displasia espondilometafisaria, un tipo de enanismo, los métodos convencionales para calcular la edad no sirven”.

A continuación, explica que un odontólogo certificó en 2011 que su dentadura era la de un adulto y que una evaluación neuropsicológica determinó que se había desarrollado sexualmente. En la misiva, el doctor cuenta que fue hospitalizada en un centro psiquiátrico en 2012 —supuestamente tras atacar a su madre adoptiva—, donde se determinó que tenía, al menos, 14 años y donde fue diagnosticada con un "trastorno de personalidad sociópata” que normalmente no aparece hasta los 16 años. Durante su internamiento, continúa el médico, “ella comenzó a admitir que tenía más de 18 años”. Su edad real aún es un misterio. Quizás sea esta una de las dudas que despeje el programa de este jueves.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >