Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hezbolá asegura que ha derribado un dron israelí en la frontera libanesa

Un avión teledirigido ha caído en el sur del Líbano "durante las operaciones de rutina", afirma Israel

Un dron del Ejército israelí, en una fotografía de archivo.
Un dron del Ejército israelí, en una fotografía de archivo. Getty

El partido-milicia chií Hezbolá asegura que ha derribado en la madrugada de este lunes un dron israelí “cuando atravesaba la frontera en dirección a la localidad [libanesa] de Ramie”, según ha informado en un breve comunicado. “El aparato ha sido confrontado con las armas apropiadas y está siendo analizado por los expertos”, han asegurado a este diario fuentes internas del partido. Por su parte, el Ejército israelí ha confirmado que uno de sus aviones teledirigidos "ha caído en el sur del Líbano durante operaciones rutinarias", sin explicar la causa del accidente. El incidente se produce en una coyuntura de tensión en la frontera sur tras que la semana pasada ambas fuerzas se enzarzaran un intercambio de misiles en lo que ha supuesto la mayor escalada bélica desde la última guerra que libraron en julio de 2006.

El pasado 31 de agosto dos drones cargados con explosivos atacaron una sede mediática de Hezbolá en pleno feudo chií, al sur de la capital libanesa. Solo uno de los aparatos llegó a explosionar causando daños materiales en el inmueble, pero provocando una respuesta unificada por parte del Gobierno libanés que responsabilizó a Israel de la agresión. Tanto el líder del Partido de Dios, Hasan Nasralá, como el Alto Consejo de Defensa libanés, que lidera el presidente Michel Aoun, anunciaron que confrontarían los drones israelíes que violen el espacio aéreo libanés. Acto seguido, las Fuerzas Armadas Libanesas aseguraron haber abierto fuego contra dos aviones no tripulados israelíes en el sur del país sin por ello derribarlos. “Ya no existen líneas rojas”, advirtió Nasralá en un discurso televisado tras el ataque con drones suicidas.

“Cada tres días se registra una docena de violaciones del espacio aéreo libanés por drones israelíes”, explica una fuente cercana a las tropas que la ONU mantiene desplegadas en el sur del Líbano (FINUL). “El Ejército libanés no dispone de defensas antiaéreas por lo que sus soldados sólo pueden abatir drones que vuelen a baja altura con sus fusiles de asalto o con fuego de ametralladora”, precisa esta misma fuente.

El pasado 1 de septiembre, el brazo armado de Hezbolá, financiado por Irán, atacó con cohetes antitanque una base y un vehículo militar en Avivim, localidad fronteriza de la Alta Galilea, tras que un dron israelí lanzara previamente material inflamable sobre suelo libanés provocando varios incendios para supuestamente despejar zonas donde se ocultaban milicianos libaneses. Israel respondió con fuego de artillería y bombardeos golpeando posiciones de la milicia libanesa en Marun al Ras y localidades cercanas, donde impactaron cerca de un centenar de cohetes y bombas de fragmentación.

Estos ataques ponen en peligro el alto el fuego vigente en la zona desde 2006 donde están desplegados 10.000 cascos azules de la ONU, entre los que se encuentra un contingente de 600 militares españoles. A raíz de los incidentes recientes, la FINUL ha elevado el nivel de vigilancia sin  variar el de alerta. No obstante, los analistas militares coinciden en que se trata de una "escalda controlada" para evitar una guerra mayor que ni Hezbolá, ni Líbano, ni Israel tienen interés en librar.

“A nivel interno, los ataques han servido para unir en una única postura a todos los actores libaneses frente al enemigo común que representa Israel”, valora Maya Yahya, directora del centro de estudios Carnegie de Beirut. “A nivel regional, el episodio se enmarca dentro de la triple estrategia que mantiene EE UU contra Irán con sanciones económicas, ataques a objetivos militares iraníes y de sus proxis [países vecinos], al tiempo que inicia una apertura diplomática recientemente liderada por Macron”, acota la experta.

Durante los ocho años y medio que dura la guerra siria, Israel ha bombardeado posiciones y efectivos de Hezbolá en territorio sirio pero no así en Beirut. En la noche del domingo, al menos 18 milicianos proiraníes han muerto en un ataque aéreo sobre Abu Kamal, estratégica localidad siria situada en la frontera con Irak, según informaciones provistas por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos quien no ha precisado a qué ejército pertenecían los cazas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información