Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres que murieron protegiendo a su hijo y otras vidas segadas por el asesino de El Paso

Mexicanos y estadounidenses están entre las 22 personas que perdieron la vida en el tiroteo en un centro comercial en la ciudad fronteriza

Tiroteo en El Paso
Jordan y Andre Anchondo, junto a sus tres hijos.
El Paso / México

El sábado por la tarde, cuando volaba a su ciudad, El Paso, horas después de la matanza, el candidato a las primarias del Partido Demócrata Beto O’Rourke se puso a hablar con un hombre en el avión, que también regresaba a casa. Este le pidió que le acompañara a ver a su madre, Rose Mary, ingresada en cuidados intensivos. El tirador, Patrick Crusius, le había disparado en el pecho y la mujer luchaba por su vida. Rose Mary se encontraba mejor, y el lunes ya había conseguido sentarse. “¿De dónde saca el coraje?,” se preguntó O’Rourke. Y halló la respuesta cuando, al rato, fue a visitar a la madre de la mujer, también ingresada con una bala en el estómago.

La anciana madre, ensangrentada, estuvo ayudando a otros en el Walmart hasta que se desplomó. Resulta que otra de sus hijas también se cuenta entre las víctimas y se encuentra ingresada en otro hospital. Tres mujeres, dos generaciones, una familia, tres disparos, dos hospitales. Una de las muchas historias que ilustran el caótico drama que vive la ciudad de El Paso desde el sábado.

El lunes, el número de víctimas  mortales ascendió a 22, con el fallecimiento de dos de los heridos. Otros cinco se encontraban aún en estado crítico. Hasta el domingo por la tarde no se sacaron los cadáveres del interior del Walmart. Ocho de los fallecidos son de nacionalidad mexicana, la mayoría del Estado vecino de Chihuahua. Las autoridades estadounidenses no habían hecho públicas las identidades de todos los fallecidos el lunes. Pero en los dos días después de la matanza sus historias han empezado a salir a la luz.

Jordan y Andre Anchondo eran padres de tres hijos.
Jordan y Andre Anchondo eran padres de tres hijos.

Jordan y Andre Anchondo, de 24 y 23 años, dejan tres huérfanos. Acababan de celebrar su primer aniversario de boda y estaban de compras en el Walmart para el regreso al colegio de los dos hijos mayores de Jordan, acompañados de su bebé de cuatro meses. La nariz rota del chiquillo indica que la madre se abalanzó sobre él para cubrirlo antes de recibir un disparo mortal. La misma suerte corrió el padre cuando quiso servir de escudo a su esposa.

Tiroteo en Estados Unidos
Angie Englesbee de 86 años

Con 86 años, Angie Englisbee es la víctima mortal de mayor edad. Habló por última vez con su hijo el sábado a las 10.30, mientras esperaba su turno en las cajas del establecimiento. Minutos después fue alcanzada por las balas. En el otro extremo de edad se encuentra Javier Rodríguez, de 15 años. Los alumnos del instituto Horizon, a las afueras de la ciudad, volvieron el lunes a clase sin su compañero.

Iván Manzano, residente en Ciudad Juárez, cruzó la frontera en la mañana del tiroteo acompañado de su tía, Patricia Manzano, para recoger un pedido para su negocio, según El Paso Times. La mujer escapó a la matanza porque fue de compras a otro Walmart. Su sobrino falleció.

Tiroteo en El Paso
Sara Esther Regalado y Adolfo Cerros Hernández vivían en Ciudad Juárez.

Sara Esther Regalado y Adolfo Cerros Hernández eran de nacionalidad mexicana, según confirmó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. El matrimonio vivía en Ciudad Juárez y había viajado a El Paso de compras. La hija de ambos, Sandra Cerros, comunicó que la familia había sido informada de las muertes.

Arturo Benavides, de 59 años, era vecino de El Paso. Estaba pagando una compra, mientras su esposa, Patty, había ido al servicio y logró escapar del tirador. El fallecido era veterano del ejército y conductor de autobuses.

Tiroteo en El Paso Texas
María Eugenia Legarreta era de Chihuahua.

El Gobierno mexicano también confirmó que entre las víctimas está Gloria Irma Márquez, de Ciudad Juárez. También María Eugenia Legarreta Rothe, originaria de Chihuahua. La mujer era hermana de la pintora y escultora Martha Legarreta, informa el diario Reforma. Iba de camino al aeropuerto para recoger a su hija que llegaba de un campamento y paró en el Walmart.

Otra de las víctimas de nacionalidad mexicana es Elsa Mendoza de la Mora, de Yepomera (Chihuahua), a la que su marido, Antonio de la Mora, describió en las redes sociales como “una mujer maravillosa y llena de luz". Mendoza vivía en Ciudad Juárez donde era profesora de primaria. Deja dos hijos adolescentes.  "Ella iba con su esposo y su hijo, pero se quedaron en el carro esperándola", dijo una de sus hermanas a El Diario de Juárez. En la lista está también Jorge Calvillo García, de Torreón, Coahuila, según ha confirmado el alcalde de la ciudad. El Gobierno mexicano anunció que Juan de Dios Velázquez, de 77 años y originario de Zacatecas, había fallecido en el hospital en las últimas horas del lunes. Velázquez murió tras ser herido por las balas mientras intentaba proteger a su esposa Estela. La pareja vivía en El Paso desde hace seis meses.

Fox News confirmó también la muerte de David Johnson, de 63 años. Falleció, según su familia, protegiendo a su esposa y a su nieta de nueve años. Leo Campos y Maribel Hernández también se encuentran entre las personas que perdieron la vida en el ataque. La familia empezó a sospechar que algo había sucedido cuando la persona a la que habían dejado su perro llamó para decir que no habían acudido a buscarlo.

Heridos mexicanos confirmados por el Gobierno

El canciller Ebrard identificó entre los heridos a una familia de tres miembros, una pareja y su hija de 10 años, de Chihuahua:

Mario de Alba Montes, de 45 años, con un disparo en la espalda se encuentra en estado crítico, según AP. Olivia Mariscal Rodríguez, de la misma edad, tiene heridas en el pecho y una mano, y su hija de 10 años Erika de Alba Mariscal fue alcanzada en una pierna. La familia es originaria y vive en la capital de Chihuahua. Habían ido a El Paso a comprar material escolar.

También figuran entre los heridos, según las autoridades estadounidenses, Jessica Coca García y Memo García, que habían acudido al Walmart para recaudar fondos para un equipo deportivo juvenil. Según Norma Coca, la madre de Jessica, ambos estaban junto a una de las salidas del centro comercial. La mujer, que vive en Kansas y realizó declaraciones a una televisión local, aseguró que ambos están hospitalizados; él en estado crítico, según AP. Sus hijos, de 5 y 11 años, resultaron ilesos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información