Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sospechoso por la explosión en Lyon juró fidelidad al Estado Islámico

La bomba, de fabricación casera, dejó 13 heridos leves en una calle comercial el 24 de mayo

El centro de Lyon el día del atentado con bomba que dejó 13 heridos leves
El centro de Lyon el día del atentado con bomba que dejó 13 heridos leves REUTERS

El principal sospechoso por haber hecho estallar una bomba en el centro de Lyon (Francia) el viernes pasado había jurado fidelidad al Estado Islámico (EI). Así lo reconoció él mismo a los investigadores, según informaron el jueves fuentes anónimas judiciales a la agencia France Presse. El hombre, un ciudadano argelino de 24 años, fue detenido el lunes.

El artefacto, que era de fabricación casera y contenía el explosivo peróxido de acetona o TAPP, además de tornillos, clavos y perdigones, dejó 13 heridos leves. Pese a la confesión, las motivaciones exactas del responsable y su objetivo al atentar en aquel lugar preciso —en una calle muy concurrida y frente a una panadería— siguen sin aclararse.

Las cámaras de videovigilancia registraron a un hombre con gafas de sol y la cabeza cubierta que llegaba en bicicleta al lugar del atentado y dejaba allí una bolsa. El responsable activó el explosivo a distancia. Después de tres días en busca y captura, las fuerzas del orden detuvieron a Mohammed Hichem M. al bajar de un autobús en Lyon.

El sospechoso no figuraba en ningún fichero policial ni tenía antecedentes. Nacido en Orán (Argelia) en 1995, según publica el diario Le Parisien, en 2017 llegó a Francia, donde ya vivían sus padres, para proseguir sus estudios de informática. La escuela de informática en la que iba a estudiar le rechazó, al carecer de visado, y posteriormente trabajó en un instituto secundario como vigilante, según el citado diario.

Además de Mohammed Hichem M., también fueron detenidos un hermano y sus padres. Estos han salido en libertad sin cargos. El sospechoso sigue detenido en los locales de la Subdirección Antiterrorista francesa. en las afueras de París.

En los primeros días de la detención Mohammed Hichem M. fue poco locuaz. El miércoles empezó a dar más detalles a los investigadores, entre ellos que había jurado fidelidad al EI, organización que por ahora no ha reivindicado una explosión atípica. Ni el lugar del atentado era simbólico ni la fuerza del artefacto encajan con otros atentados recientes en Francia.

“Hay verdaderas incoherencias en este asunto”, ha dicho el ministro del Interior, Christophe Castaner, cuestionado, junto a su antecesor en el cargo y actual alcalde de Lyon, Gérard Collomb, por la gestión de la información en este caso. Ante la sucesión de anuncios y valoraciones tras la detención de Mohammed Hichem M., el fiscal de París, Rémy Heitz, recordó en un comunicado que la investigación “está cubierta por el secreto y que en aplicación del artículo 11 de código de procedimiento penal [el fiscal] es el único que puede hacer públicos elementos objetivos sacados del procedimiento”.

Fuentes judiciales citadas por France Presse señalan que el material incautado en la residencia del sospechoso, en Oullins, en las afueras de Lyon, “ha puesto en evidencia búsquedas en internet relativas a la yihad y a la fabricación de artefactos explosivos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información