Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU presiona a Irán con el envío de un portaaviones a Oriente Próximo

Washington afirma que quiere emitir "un mensaje claro e inequívoco" a Teherán

John Bolton, el pasado 1 de mayo en los jardines de la Casa Blanca.
John Bolton, el pasado 1 de mayo en los jardines de la Casa Blanca. AFP

El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el embajador John Bolton, informó este domingo por la noche del envío de portaaviones y bombarderos a Oriente Medio con el objetivo, según especificó en un comunicado, de "enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a intereses estadounidenses o de sus aliados será respondido con una fuerza implacable". La medida tiene lugar en plena escalada de violencia entre Israel y Hamás en Gaza y, también, con la tensión disparada entre Washington y Teherán.

"Estados Unidos no está buscando guerra con el régimen iraní, pero estamos completamente preparados para responder a cualquier ataque ya sea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica o de las fuerzas regulares iraníes", señala Bolton. El despliegue tiene lugar, afirma, en reacción a un número de avisos y señales inquietantes y creciente, del que no da más detalle, si bien la zona de Gaza bordea una situación de guerra e Israel señala el papel de Teherán. El exasesor de Seguridad Nacional israelí Yacov Amidror, por ejemplo, cree que Irán ha instigado los ataques con cohetes. “Los iraníes son los principales interesados en que Israel lance una nueva operación militar en Gaza para desviar su atención sobre el despliegue militar que mantienen en Siria”, sostuvo en declaraciones al centro informativo TPI.

La relación entre la Administración estadounidense y Teherán entró en una nueva fase hace con la llegada de Donald Trump. El cambio cristalizó hace justo un año, cuando -después de haberlo prometido muchas veces pero sin llegar a concretarlo- el presidente norteamericano decidió abandonar el acuerdo nuclear de 2015 que impulsó Barack Obama entre Irán y otros seis países, alegando que Hasan Rohaní estaba aprovechando el alivio de la suavización de las sanciones para desarrollar su programa de armamento.

Hace dos semanas, el secretario de Estado, Mike Pompeo, avanzó que, con efecto desde el 2 de mayo, se eliminarían las exenciones a las sanciones impuestas el año pasado por EE UU sobre la venta de petróleo iraní, lo que tiene repercusión en Japón, Corea del Sur, Turquía, China e India, que aún importan crudo de Irán. El viernes, Washington volvió a golpear al régimen y anunció nuevas sanciones para cualquier ayuda al aumento de la planta nuclear de Bushehr, así como para cualquier actividad que suponga la transferencia de uranio enriquecido fuera de Irán a cambio de uranio natural.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información