Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump retira por sorpresa las últimas sanciones impuestas a Corea del Norte

La Casa Blanca contradice al Departamento del Tesoro y justifica la decisión en que "al presidente Trump le cae bien el líder" norcoreano

Kim Jong Un y Donald Trump, en la pasada cumbre de Hanoi.
Kim Jong Un y Donald Trump, en la pasada cumbre de Hanoi. AP

Con un simple tuit, el presidente de Estados Unidos le ha enmendado este viernes la plana a su propio Departamento del Tesoro al anunciar que las sanciones impuestas a Corea del Norte de un día antes quedaban anuladas. “El departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado hoy que se añadirían sanciones a las ya existentes contra Corea del Norte”, escribe el mandatario en Twitter. “He ordenado que se paralicen esas sanciones adicionales”, finaliza Donald Trump, escribiendo la frase entre exclamaciones.

La razón por la que Trump ha cancelado las sanciones ha sido, según su portavoz, Sarah Sanders, para hacerle un favor al líder norcoreano, Kim Jong Un. “Al presidente Trump le cae bien el presidente Kim, y considera que esas sanciones no son necesarias”, finalizó Sanders sin más explicaciones. Aunque quizá no eran necesarias. Ya lo había dicho todo.

Con su anuncio vía Twitter, Trump vuelve una vez más a intervenir sin previo aviso en políticas de su Administración que deben ser manejadas por los responsables al cargo y que llevan adscritas un protocolo. Además, si el mensaje de Twitter no fuera ya de por sí bastante poco ortodoxo, en él, el presidente parece confundir el día en que se anunciaron las sanciones, que fue el jueves y no hoy viernes, como escribe en su tuit.

El pasado jueves, el Tesoro de Estados Unidos puso en su lista negra a dos compañías navieras chinas que supuestamente habrían estado ayudando a Pyongyang a evadir las sanciones internacionales. Esos castigos fueron los primeros después de la segunda cumbre EE UU - Corea del Norte, celebrada el pasado mes en Hanói y que acabó en fracaso. El Departamento del Tesoro había justificado ayer su decisión basándose en las sanciones adoptadas por la ONU en septiembre del año pasado, cuyo propósito era intentar ahogar económicamente a Corea del Norte por su programa nuclear mediante la adopción de un castigo a sus importaciones de petróleo y derivados.

"EE UU y nuestros socios siguen comprometidos con el objetivo de alcanzar la desnuclearización completa y verificable de Corea del Norte y creemos que la imposición plena de las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU es crucial para un resultado exitoso", sostuvo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado el jueves. Como consecuencia de las sanciones anunciadas, quedaban congelados los activos que ambas empresas puedan tener bajo jurisdicción de norteamericana y se prohibía a los estadounidenses realizar cualquier tipo de transacciones financieras con ellas, informa la agencia Efe.

Horas antes del anuncio que hacía Trump, Corea del Norte retiraba a su personal de la oficina de contacto intercoreana, semanas después de la frustrada cumbre vietnamita, en lo que supone un duro revés para Seúl, según informa France Presse. La oficina, situada en la ciudad norcoreana de Kaesong, fue abierta en septiembre cuando las dos Coreas empezaron a estrechar relaciones en un nuevo giro en la península. El viceministro para la reunificación surcoreano, Chun Hae Sung, dijo que Pyongyang “notificó al Sur que se retiraba de la oficina de contacto”. La decisión se tomó "por orden de la jerarquía", añadió.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información