Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos y el Frente Polisario se comprometen en Suiza a seguir dialogando

El segundo encuentro promovido por la ONU en Ginebra concluye con el compromiso de celebrar una tercera tabla redonda junto a Argelia y Mauritania

El ministro de exteriores marroquí, Nasser Bourita, tras la segunda mesa redonda sobre el Sahara en Ginebra, Suiza.
El ministro de exteriores marroquí, Nasser Bourita, tras la segunda mesa redonda sobre el Sahara en Ginebra, Suiza. AP

El enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, el alemán Horst Köhler no desespera. El pasado diciembre consiguió que se sentaran por primera vez en seis años representantes de Marruecos y del Frente Polisario. El formato era de mesa redonda y participaron también los ministros de Exteriores de Argelia y Mauritania. El único acuerdo público que extrajo Köhler fue la promesa de celebrar un segundo encuentro en el primer trimestre de 2019. Pues bien: este jueves y viernes se ha desarrollado esa reunión en Ginebra y Köhler ha arrancando el compromiso para un tercer encuentro.

De momento, no se puede decir que las negociaciones propiamente dichas entre Marruecos y el Frente Polisario hayan comenzado. Pero el diálogo mantiene la esperanza abierta. Y al menos, Köhler podrá presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que se celebrará en abril, una aparente voluntad de las partes para encontrar una solución. Esas reuniones de abril en la sede de la ONU son claves para determinar el futuro de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso). Ni a Marruecos ni al Frente Polisario les interesa que la ONU les abandone a su suerte.

La Minurso está sufragada en su mayor parte por Estados Unidos y la Administración del presidente Donald Trump ya ha expresado su intención de salir del estancamiento en el que se haya el conflicto desde que se firmara un acuerdo de paz entre las dos partes en 1991. De hecho, ha sido la Administración de Trump quien en abril de 2018 decidió que el mandato de la Minurso se limitara a seis meses y no a un año, como venía sucediendo hasta entonces. Desde esa fecha, el enviado especial de la ONU tiene que rendir cuentas cada medio año ante el Consejo de Seguridad sobre los progresos efectuados en el conflicto.

John Bolton, el consejero de Seguridad de Trump, está considerado tanto por el Frente Polisario como por Marruecos como un partidario del referéndum sobre la independencia en el Sáhara. Marruecos, sin embargo, no está dispuesto a discutir más allá de un plan de autonomía para el Sáhara Occidental, territorio que considera como sus “Provincias del Sur”.

En esta segunda tabla redonda la representación de Marruecos estuvo liderada, como la anterior, por su ministro de Exteriores, Nasser Bourita; la del Frente Polisario, fue encabezada por Jatri Aduh, presidente del parlamento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Por parte de Argelia y Mauritania asistieron los titulares de Exteriores, Ramtane Lamamra y Ismail Ould Cheikh, respectivamente. Horst Köhler leyó este viernes un comunicado en el que dijo que todas las partes se comprometieron a proseguir las discusiones para encontrar los puntos de convergencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información