Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chapo tiene un mes para demostrar la “mala conducta” del jurado que le declaró culpable

La revelación de uno de los miembros de que se informaron por su cuenta sobre el juicio brinda a sus abogados una estrategia para perseguir la nulidad

chapo guzman
Imagen de Joaquín El Chapo Guzmán tras la extradición a EE UU AP

El equipo legal que defiende a Joaquín El Chapo Guzmán no se da aún por vencido, ni siquiera tras el demoledor veredicto del jurado popular que le declaró culpable de diez delitos por narcotráfico. Ahora trabajan intensamente para solicitar una repetición del juicio al capo mexicano de la droga utilizando como argumento de que algunos miembros del jurado se dejaron influir por la información que se publicó en prensa y las redes sociales. Tienen un mes de plazo para demostrar la “mala conducta” de estas personas.

El drama continúa cuando aún no se han cumplido tres semanas del veredicto. Jeffrey Lichtman, que saltó a la fama tras conseguir que se declararan nulos los juicios contra John Gotti Junior, hijo del jefe del clan de los Gambino, ya dijo tras conocerse la decisión que iban a examinar todas las opciones para apelar. Vice News le dio un argumento a los pocos días, al publicar una entrevista con un miembro del jurado que confesó que consultaron la prensa durante el proceso.

El juez, Brian Cogan, les dio instrucciones precisas antes y durante el juicio de que tenían que evitar por todos los medios la información que se publicaba sobre el caso. Eso incluía las redes sociales, sus familiares y amigos. Ni si quiera pudieron hablar entre ellos durante el proceso, hasta comenzar las deliberaciones. Ya en la selección, los abogados se aseguraron de que no sabían nada sobre Guzmán.

Eduardo Balarezo, el primer abogado que se hizo con la defensa privada del narcotraficante, insiste en que esto supone una violación de las condiciones establecidas. “Ignoraron las advertencias diarias del juez”, valora, “y hubo comunicaciones inapropiadas entre ellos”. La defensa tenía inicialmente 14 días de plazo para revisar el veredicto y solicitar un nuevo juicio. Cogan les concedió una prórroga para poder analizar las opciones. El nuevo plazo vence el 28 de marzo: casi un mes para tratar de echar el reloj atrás.

En ese momento deberán presentar una moción ante el juez impugnado la condena y pidiendo una audiencia para demostrar que la decisión del jurado estuvo contaminada por las informaciones publicadas en la presa. Esa vista debería tener lugar antes de que se dicte la condena, en una sesión que sigue prevista para el 25 de junio. Pero demostrar la mala conducta revelada por el jurado es complicado.

Al equipo de narcoabogados que representan a Joaquín Guzmán se le acaba de sumar Marc Fernich, experto en “sofisticados” procesos de apelación. Trabajó con Lichtman en el caso contra Gotti Junior. Se incorporó oficialmente el pasado lunes, aunque ya en agosto de 2017 formó parte del grupo inicial de abogados que iba a defender a El Chapo. Su ayuda llega en un momento crucial.

El jurado reconoció que mintieron al juez cuando les preguntó si consultaron alguna fuente de información, más allá del testimonio del más de medio centenar de testigos que se subieron al estrado durante el proceso. Se refirió en concreto a los artículos publicados el fin de semana antes de las deliberaciones, sobre documentos que afirmaban que El Chapo pagó por tener sexo con menores.

Nunca se presentó como prueba ante ellos porque se consideró que el relato del testigo no era fiable. Pero al ver por Twitter que el magistrado podría reunirse con ellos para preguntarles, avisó al resto para que lo negaran. Brian Cogan estableció que la identidad de los 18 miembros del jurado se mantuviera en secreto para preserva su anonimato y garantizar su seguridad. La fiscalía no hace comentarios.

Los abogados de El Chapo creen que esta conducta le impidió tener el “juicio justo que se merecía” y por eso, el pasado viernes, pidieron que se celebre un nuevo juicio porque consideran que al menos cinco miembros del jurado actuaron de manera negligente, al no respetar las instrucciones del juez. Si se comprueba que se dejaron contaminar, el juicio podría ser declarado nulo y debería volver a empezar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información