Pence exige a la UE que reconozca a Guaidó como el “único presidente legítimo” de Venezuela

El vicepresidente de EE UU pide a los europeos que se desmarquen del acuerdo nuclear iraní

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en la conferencia de seguridad de Múnich.
El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en la conferencia de seguridad de Múnich. Sven Hoppe/dpa (Sven Hoppe/dpa)

El vicepresidente de EE UU, Mike Pence, dedicó una buena parte de su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich a Venezuela. Y lo hizo para exigir a los socios de la UE que reconozcan a Juan Guaidó como “el único presidente legítimo” del país latinoamericano.

Más información
Guaidó nombra nueva directiva para la filial de la petrolera PDVSA en Estados Unidos
El equipo de Guaidó ha recaudado más de 100 millones de dólares en ayuda humanitaria para Venezuela

“Maduro es un dictador y no tiene legitimidad para estar en el poder. Maduro tiene que irse”, sostuvo el vicepresidente de un país que desde el primer momento apoyó a Guaidó y que considera insuficiente su reconocimiento como presidente interino y la petición de celebración de elecciones presidenciales. “La lucha en Venezuela es entre la dictadura o la democracia”, sentenció. Pence se detuvo en la crisis humanitaria que padece el país y lo consideró “una tragedia que requiere una respuesta del mundo entero”.

Josep Borrell, el ministro de Exteriores español, indicó en conferencia de prensa en Múnich, que "reconocemos a Guaidó como presidente ad interim como manda la Constitución venezolana". Recordó que "la UE no tiene poder para reconocer ni para dejar de reconocer a nadie. Otra cosa son los Estados miembros de la UE", dijo, para a continuación indicar que "no creo que los países de la UE que no lo hayan reconocido lo vayan a hacer este lunes".

La falta de liderazgo e implicación de la Administración del presidente Donald Trump en la contribución al mantenimiento del orden global ha sido una de las constantes durante la conferencia de Múnich. La alergia estadounidense a implicarse en asuntos más allá de sus fronteras encuentra sin embargo una sonada excepción en Venezuela.

Junto con Venezuela, Irán ocupó buena parte de la intervención de Pence, quien pidió a los europeos que se desmarquen del acuerdo nuclear firmado con el país asiático. “El régimen iraní defiende abiertamente otro Holocausto y busca la manera de llevarlo a cabo”, clamó este sábado el vicepresidente de EE UU. “El antisemitismo es diabólico”, estimó Pence, quien aprovechó su viaje a Europa para visitar el campo de concentración de Auschwitz, en Polonia.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

“Ha llegado el momento de que nuestros socios europeos se retiren del desastroso acuerdo iraní, ha llegado el momento de actuar”, dijo Pence. Irán es otro de los asuntos que separa a la Unión Europea de su aliado estadounidense, como volvió a quedar en evidencia en Múnich. La UE considera el acuerdo nuclear con Teherán clave para la seguridad de la región. Por eso, para tratar de salvar el pacto, Francia, Alemania y Reino Unido anunciaron a finales de enero la creación de un mecanismo de pagos para que las empresas europeas puedan proseguir con sus operaciones comerciales, esquivando las sanciones estadounidenses. 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS