Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tiroteo en el centro de Estrasburgo deja al menos dos muertos y una docena de heridos

El atacante, de 29 años y nacido en la ciudad, estaba en el radar de las autoridades francesas

Una calle cercana al tiroteo en Estrasburgo.

El balance del tiroteo perpetrado la noche del martes en el centro de Estrasburgo es de al menos dos muertos, una víctima con muerte cerebral y una docena de heridos, ocho de ellos de gravedad, según la Prefectura del Bajo Rin. El ataque, que las autoridades sospechan es de carácter terrorista, sucedió en las inmediaciones del popular mercadillo navideño, el más antiguo de Francia, que cada año atrae a miles de turistas. El agresor, que sigue dado a la fuga, había sido condenado en Alemania y Francia por delitos comunes y había cumplido sus penas. Se trata de un hombre de 29 años y nacido en Estrasburgo, la ciudad que alberga el Consejo de Europa y la sede del Parlamento Europeo, que también estaba en el radar de las autoridades por constituir un riesgo de seguridad.

Según la intervención en la madrugada del ministro del Interior, Christophe Castaner, el supuesto autor del ataque "sembró el terror" en tres puntos distintos de la ciudad a partir de las 19.50 (hora local). Unos 350 policías y gendarmes se han desplegado para tratar de interceptarlo y entre las 20.20 y las 21.00 hora local el sospechoso se ha enfrentado en varias ocasiones a las fuerzas de seguridad, con un intercambio "sistemático" de disparos. Antes de emprender la fuga, el agresor resultó herido por una patrulla de soldados de la Operación Centinela que siguen desplegados en todo el país por la amenaza terrorista.

Un tiroteo en el centro de Estrasburgo deja al menos dos muertos y una docena de heridos

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha abierto una investigación por “asesinato, tentativa de asesinato en relación con una empresa terrorista y asociación de malhechores terroristas criminales”. No obstante, el número dos de Interior, el secretario de Estado Laurent Nunez, ha advertido en la mañana de este miércoles de que "la motivación terrorista no está establecida". "Hay que ser muy prudentes", recalcó.

"Se trata de un individuo conocido por delitos comunes, conocido por muchos delitos pero no ligados al terrorismo, de hecho jamás fue conocido por delitos vinculados al terrorismo. Tiene un expediente judicial importante. Ha estado varias veces en prisión y fue en esa ocasión que se le detectó una radicalización, pero ligada a la práctica religiosa y no a un paso al acto [terrorista]", explicó en la emisora France Inter.

La investigación ha sido confiada a la subdirección terrorista de la policía judicial, la dirección interregional de la policía judicial de Estrasburgo y la dirección general de seguridad interior (DGSI), la inteligencia doméstica francesa. El primer ministro, Édouard Philippe, activó en la medianoche la célula interministerial de crisis para seguir de cerca la situación. El presidente, Emmanuel Macron, participó en la primera reunión junto a otros ministros. El encuentro en la sede de Interior, aledaña al Elíseo, duró algo más de una hora, tras lo cual el mandatario regresó, a pie, al palacio presidencial, sin realizar declaraciones.

Según la prefectura del Gran Este y Bajo Rin, "hacia las 20.00, un hombre armado entró en el perímetro del mercadillo de Navidad por el puente de Corbeau en dirección a la calle de los Orfebres. El individuo abrió fuego, hiriendo a varias personas". De acuerdo a información recogida por Reuters, el autor del ataque robó posteriormente el vehículo de un taxista. La emisora France Info y la cadena BFM TV afirman que agentes habían acudido en la mañana del martes a su domicilio para detenerlo por una "tentativa de homicidio" en un caso de agosto pasado, pero que no lo encontraron en su casa.

Poco después de lanzarse la primera alerta por el tiroteo, como lo definió desde el primer momento el primer teniente de alcalde de Estrasburgo, Alain Fontanel, las autoridades nacionales y locales instaron rápidamente a los residentes a que permanecieran en sus casas o en zonas a resguardo.

Las fuerzas de seguridad se apresuraron a bloquear rápidamente la zona afectada, muy visitada en esta época por turistas, destacó la emisora regional France Bleu Alsace. Comerciantes y clientes permanecieron encerrados en tiendas y bares del concurrido centro hasta la madrugada del miércoles.

La policía instó específicamente a residentes y visitantes a evitar la zona de Neudorf, próxima al centro y a donde se cree que huyó el agresor. El Gobierno francés ha reforzado su nivel de alerta antiterrorista que se encuentra ahora en un nivel de "urgencia por atentado". Además, se han reforzado los controles en las fronteras y se han incrementado las medidas de seguridad en todos los mercados de Navidad del país. El dispositivo antiterrorista Centinela también se ha reforzado en todo el territorio.

El portavoz parlamentario Emmanuel Foulon explicó en un mensaje en Twitter que el tiroteo le sorprendió en un restaurante donde los clientes permanecieron escondidos por orden de los gendarmes, que les ordenaron bajar la reja, durante horas. El testigo mencionó escenas de pánico en la calle y que todo el mundo permanecía encerrado en locales y tiendas mientras la policía buscaba al agresor, cuyo móvil se desconoce por el momento.

El tiroteo también sorprendió a varios eurodiputados españoles en las inmediaciones del ataque. Carlos Iturgaiz, expresidente del Partido Popular vasco y hoy eurodiputado, relató por teléfono a EL PAÍS que el tiroteo le sorprendió en el centro de la ciudad, muy cerca del mercadillo. “La policía nos ha agarrado y nos ha metido en el restaurante más próximo, un vietnamita, en el sótano. Ahí permanecimos unas 50 personas unos tres cuartos de hora. Luego nos han sacado hacia el canal”, relató. Según Iturgaiz, el centro de la ciudad ha sido totalmente evacuado: “Parece una ciudad fantasma”.

También el secretario general del PPE, Tono López-Istúriz, se dirigía hacia un restaurante “para la cena de Navidad” del grupo cuando, “unos cinco minutos antes de las ocho”, vio cómo algunos grupos de personas huían de la zona del mercado de Navidad. “Cuando llegué al restaurante había un tío de seguridad en la puerta y ahora no podemos movernos a la espera de noticias”, explicó. Según contó, unas horas antes había estado en el mercadillo y le habían llamado la atención las fuertes medidas de seguridad, con controles de bolsos, en una zona que “estos días está llenísima de gente”, ha dicho.

El Parlamento Europeo, que se encontraba en plena sesión, fue cerrado por seguridad, pero continuó su sesión, confirmó a este diario Javier Jiménez, portavoz del Partido Popular Europeo (PPE), que se encontraba en las dependencias de Estrasburgo.

La rutina de la ciudad continuará alterada las próximas horas en esta ciudad fronteriza con Alemania. El alcalde anunció pasada la medianoche que el mercadillo de Navidad permanecerá cerrado este miércoles, y que también se suspenden todas las actividades culturales. Las banderas ondearán a media asta en recuerdo de las víctimas y en el ayuntamiento se abrirá un libro de condolencias. Las autoridades locales discutían asimismo la posibilidad de que las escuelas permanecieran cerradas esta primera jornada tras el ataque que ha puesto de luto a la ciudad.

Un delincuente bajo el radar de la policía

El autor del tiroteo de Estrasburgo ya era conocido por las fuerzas de seguridad, que le habían abierto una “ficha S”, según confirmó anoche el Ministerio del Interior francés. Se trata de una clasificación específica dentro del amplio “fichero de personas investigadas”. Bajo la “ficha S” hay personas que son objeto de una investigación “para prevenir amenazas graves a la seguridad pública o la seguridad del Estado”, por lo que se recopilan datos sobre ellos. Unas 26.000 personas están registradas, de las cuales se cree que unas 10.000 han podido ser radicalizadas, en ocasiones en mezquitas salafistas, informó Reuters. Pero también hay fichados solo por haber tenido algún tipo de contacto con algún radical, y militantes extremos de ultraderecha o hooligans.

Fe de errores

En una versión anterior de este directo, se informaba de la muerte de cuatro personas en el ataque de Estrasburgo, citando a varios medios franceses. El último balance señala que hay dos fallecidos, una víctima en estado de muerte cerebral y una docena de heridos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información