Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

El fotógrafo danés que ha indignado a Egipto: “Era una pose para la foto. No practicamos sexo en la pirámide”

El hombre, de 23 años, que ya se ha encaramado a rascacielos de Bangkok, Hong Kong y Europa del Este y suele tomar instantáneas en las que aparece algún desnudo, habla en un medio de su país

Fotograma del momento en que la pareja está desnuda en lo alto de una pirámide en Giza (Egipto).

Andreas Hvid, el fotógrafo danés que ha desatado la ira en Egipto tras colgar en las redes sociales un vídeo con desnudo incluido en la cima de la pirámide de Keops, no parece arrepentirse de su polémica actuación. En una entrevista a la publicación danesa Extra Bladet, Hvid relata los pormenores de su operación, y asegura que no solo ha sido el blanco de feroces críticas en el país de los faraones. “Me entristece que tanta gente se haya enfadado tanto. Pero he recibido también una respuesta positiva de muchos egipcios... He provocado a mucha gente, pero también puede haber servido para abrir un espacio a los egipcios liberales”, comenta en el artículo, firmado por la periodista Maiken Kolby.

Hvid, de 23 años, se ha especializado en la disciplina conocida como rooftopping que consiste en escalar construcciones o elevaciones de gran altitud, como rascacielos, antenas o cráteres, a menudo de forma ilegal y sin ningún tipo de producción. El joven, que ya se ha encaramado a rascacielos de Bangkok, Hong Kong y Europa del Este, suele tomar instantáneas en las que aparece algún desnudo. En el vídeo grabado en la pirámide de Keops, de tres minutos de duración y hecho público el pasado 5 de diciembre, se ve a una chica quitándose la ropa, y culmina con una imagen de esta y el fotógrafo en una pose sexual a la luz del alba.

Ante las críticas recibidas por la ofensa que supone la realización de un vídeo de contenido erótico en el célebre monumento egipcio, el danés aseguró que fue montaje: “Era una pose para la foto. No practicamos el sexo”. Según su relato, en su primer intento acompañado de una joven noruega, la policía los interceptó mientras iniciaban la escalada. Tras ser interrogados en comisaria, fueron puestos en libertad. La chica decidió abandonar la empresa, pero para Hvid se había convertido en una “obsesión” y contactó con una joven danesa, que enseguida se desplazó a El Cairo. Según su relato, a finales de noviembre, ambos escalaron una valla a las nueve y media de la noche y se escondieron en un templo hasta que los guardias abandonaron el recinto.

Mientras algunos medios de comunicación egipcios han puesto en duda la veracidad de la grabación, las autoridades han lanzado una investigación. Hace tres años, Andrej Ciesielski, un chico de nacionalidad alemana, fue arrestado por haber subido sin permiso a la cima de una de las pirámides y sancionado con la prohibición de volver a entrar en Egipto. En el caso de Hvid, el hecho de que sus imágenes tengan un contenido erótico podría agravar el castigo. En el último año, dos cantantes han sido condenadas a penas de cárcel por ser protagonistas de videoclips con una carga erótica, y recientemente, la actriz Rania Youssef fue procesada por enfundarse un vestido demasiado provocativo en la ceremonia de clausura del Festival de Cine de El Cairo.

En sus declaraciones al diario danés, Hvid se muestra consciente de las consecuencias legales de su acción. “En el futuro, no volveré a poner mis pies en Egipto, ya que probablemente me arriesgaría a ser condenado si vuelvo. El proyecto de subir a la pirámide es lo que me hizo ir allí, por lo que siento que ya he visto todo lo que me interesaba de Egipto”, apunta el fotógrafo, que piensa continuar con su arriesgada y polémica actividad artística. Por ello, no quiere revelar cuál será su próximo objetivo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información