Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Lluvia de críticas al ministro británico que comparó a la UE con la URSS

Los jefes de grupo de la Eurocámara exigen al titular de Exteriores una disculpa

El comisario de Salud, Vytenis Andriukaitis, durante un acto en la Comisión Europea.
El comisario de Salud, Vytenis Andriukaitis, durante un acto en la Comisión Europea. AFP

El uso de la exageración como arma política trae a veces poderosos baños de realidad. Este domingo, el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, se mostró crítico con los obstáculos que está encontrando su país en la negociación del Brexit, atascada y con cada vez con menos margen por la presión del reloj. Pero en su discurso ante el congreso del Partido Conservador, fue un paso más allá, y comparó a la UE con la URSS. "¿Qué sucedió con la confianza y los ideales del sueño europeo? La UE estaba destinada a proteger la libertad. Era la Unión Soviética la que impedía a la gente partir", afirmó. "Si transforman el club europeo en prisión, el deseo de huir no va a disminuir, sino que aumentará, y no seremos el único prisionero que buscará escapar", insistió.

Los paralelismos trazados por Hunt entre el club comunitario y la dictadura soviética no han sentado nada bien al otro lado del Canal. Los jefes de grupo de la Eurocámara le han exigido una disculpa pública. Y la Comisión Europea aparcó la corrección para responder al ministro con dureza: "Con todo el respeto, diría que todos nos beneficiaríamos, y en especial los ministros de Exteriores, de abrir los libros de Historia de vez en cuando", espetó el portavoz comunitario Margaritis Schinas. “Compararnos con la URSS no solo es falso, sino que es insultante para la UE”, coincidió Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea.

La contestación más gráfica ha llegado del comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, el lituano Vytenis Andriukaitis, que vivió en carne propia la maquinaria de represión puesta en marcha por Moscú aquellos años. "Querido Jeremy Hunt, nací en el gulag soviético y fui prisionero de la KGB varias veces. Estaré feliz de explicarte las principales diferencias entre la UE y la Unión Soviética. Y también por qué abandonamos la URSS", publicó en su cuenta de Twitter.

Andriukaitis nació en Kyusyur, Siberia, donde su familia fue deportada en 1941 desde Lituania. Miles de ciudadanos bálticos fueron enviados a la zona por el régimen de Josef Stalin para realizar trabajos forzados, muchos de los cuales murieron. Andriukaitis sobrevivió, y no conocería el que ahora es su país hasta 16 años después, acompañado de su madre y dos hermanos —un año antes logró volver su padre—.

"Cuando volvimos a Lituania, recuerdo cómo los otros niños se burlaban y acosaban a los que veníamos de los gulags. No podía entenderlo. Después de todo, no era diferente, estábamos de vuelta en casa", cuenta el propio Andriukaitis en un relato de su experiencia. Pese a las dificultades, su carrera académica despegó: se graduaría en medicina y se especializaría en cirugía cardiovascular. Además obtendría la licenciatura en Historia por la Universidad de Vilnius. En esa etapa estudiantil, Lituania seguía ocupada, y su activismo antisoviético le costó ser detenido varias veces.

El comentario de Hunt ha podido resultar hiriente para otras personalidades políticas comunitarias que vivieron de primera mano la opresión soviética. Es el caso del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, miembro del movimiento polaco anticomunista Solidaridad. Radoslaw Sikorski, antiguo ministro de Exteriores polaco cuando Tusk era primer ministro, ha puesto palabras al malestar por la ofensa de Hunt. "Las comparaciones de brexiters entre la Unión Europea y la URSS son gratuitas y ofensivas, especialmente para aquellos que han vivido en ambos lugares. ¿Te forzó el Ejército rojo a unirte a él? ¿Cuántos millones de personas ha exterminado Bruselas? ¿Cuántos gulags hay por pedir un referéndum de independencia? ¡Pida perdón Jeremy Hunt!, concluye el mensaje.

Los últimos en avivar el vendaval de críticas que ha sufrido Hunt han sido el jefe del grupo liberal, Guy Verhofstadt, y la propia primera ministra británica, Theresa May. El líder belga afirmó en Twitter: "Los comentarios del señor Hunt son ofensivos y ultrajantes, especialmente para aquellos europeos que vivieron bajo la ocupación soviética. Churchill y Thatcher, grandes defensores de la libertad europea y la democracia, deben estar removiéndose en sus tumbas". Por su parte, la premier británica no dudó en desacreditar a su ministro: "Cuando me siento en la mesa de la UE hay países que antes eran de la Unión Soviética y ahora son democráticos, y puedo decir que las dos organizaciones no son lo mismo", aseveró.

Síguenos en Twitter y en Flipboard