Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Se acaba el dinero para buscar a Maddie

Más de 12 millones se han destinado a buscar a la niña inglesa desaparecida en 2007

Los padres de Maddie, con un cartel donde se recrea a la niña con 9 años.
Los padres de Maddie, con un cartel donde se recrea a la niña con 9 años.

A final de mes se acaba la ayuda económica del Gobierno británico para investigar la desaparición en 2007, en una playa del Algarve portugués, de la niña Maddie McCann.

Según fuentes de la prensa británica, la última partida para continuar con las pesquisas fue realizada en el pasado mes de marzo y consistió en cerca de 170.000 euros. Desde la desaparición de la niña, el 3 de mayo de 2007 el Gobierno británico ha destinado más de 12 millones de euros, aparte de las aportaciones familiares y de personas anónimas.

Durante estos 11 años, en numerosas ocasiones se han desplazado a Portugal detectives británicos, tanto oficiales como privados, pero en los últimos tiempos parece que los avances han sido nulos.

El fin de los fondos del Estado británico para la investigación no significa que los padres de la niña también depongan su búsqueda. De momento se espera que el Ejecutivo de ese país amplíe el respaldo financiero, aunque por el momento los departamentos policiales no han recibido ninguna señal en ese sentido y, dados sus escasos resultados en el último año, sus predicciones son negativas.

Maddie, de cuatro años de edad en el momento de su desaparición, dormía junto a sus hermanos mellizos, de dos años, en un apartamento de un Resort de la playa de La Luz. Sus padres cenaban a 50 metros de la habitación con unos amigos, pero cuando la madre, Kate, fue a comprobar cómo estaban, vio que la puerta del apartamento, de planta baja, estaba abierta y que su hija mayor había desaparecido.

La falta de resultados provocó un enfrentamiento entre las policías de Portugal y de Scotland Yard. Los padres de la niña fueron acusados por el inspector local Gonçalo Amaral de ocultar información y de estar implicados en la desaparición de su hija, pese a que los tribunales habían archivado cualquier implicación de los padres. El expolicía ha escrito dos libros, La mordaza, contra la policía británica, y La verdad de la mentira, donde implica a los padres.

Hace cuatro años que la policía portuguesa cerró la investigación, pero Scotland Yard, insatisfecha con los resultados de los portugueses, ha continuado con el caso, al igual que detectives privados contratados por los padres de la niña, que mantienen en pie la página FindMadeline.com para la recogida de fondos y de informaciones. En la página, la pareja de médicos informa de que 11 años después, les siguen llegando informaciones nuevas.

En este tiempo, la familia ha sido víctima de algún timo y de muchas pistas falsas que daban con la niña en los puntos más recónditos del mundo. Últimamente se realizó una recreación de su rostro, ya con 15 años de edad, aunque su cara tiene una señal que no desaparece con la edad: una línea negra vertical que alcanza desde la pupila hacia el borde del globo ocular de su ojo derecho.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información