Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Alguien ha visto estos ojos? Son los de Maddie McCann

Diez años después sigue abierta la investigación para encontrar a la niña británica desaparecida en Portugal, que hoy tendría 13 años

Kate y Gerry McCann posan con un retrato de cómo sería su hija Madeleine, en Londres en 2012.

Maddie McCann desapareció del apartamento en el que veraneaba con sus padres, en Praia da luz, en el Algarve portugués. Fue el 3 de mayo de 2007. La niña de tres años de edad dormía en una habitación junto a sus hermanos mellizos, de dos, mientras sus padres cenaban con un grupo de amigos en el restaurante del mismo complejo de apartamentos.

“Es un caso único en la historia del país y de la policía judicial”, según su director adjunto, Pedro do Carmo. “Pero tenemos razones para la esperanza”, añade. Aunque no dice cuáles son esas razones.“No sabemos aún que pasó, por qué desapareció Madeleine", reconoce, una década después Do Carmo.

Durante estos diez años, las hipótesis y sospechas se extendieron. Se llegó incluso a acusar a los padres, pero sin que ninguna de las pistas o acusaciones dieran resultados. En un principio, la investigación fue desarrollada por la policía portuguesa, pero tres meses después de que se perdiese la pista de la niña comenzó a participar Scotland Yard.

1. ¿Dónde desapareció Madeleine McCann?

Desapareció cuando dormía en el apartamento que había alquilado su familia, en el Ocean Club en la playa de la Luz en el Algarve, un destino muy buscado por los británicos por su sol casi asegurado en cualquier época del año, incluso en mayo, como era el caso.

2. ¿Cómo desapareció?

Maddie dormía en compañía de sus hermanos mellizos. Kate y Gerry explicaron que, cada 15 minutos, ellos o amigos con los que cenaban visitaban ese apartamento y el resto que el grupo tenían alquilados para comprobar que los pequeños McCann y el resto de niños estaban bien. Entre las 9 de la noche y las 9.30 se sucedieron las visitas, hasta que la madre, Kate, descubrió que faltaba uno de los niños.

Robotización de Maddie con 8 años.
Robotización de Maddie con 8 años.

3. ¿El primer sospechoso?

En un primer momento se detuvo al ciudadano británico Robert Murat, que colaboraba como traductor con la policía, pues tenía la doble nacionalidad y residía a cien metros del lugar de los hechos. Fue sospechoso durante 14 meses. La policía le requisó su ordenador del domicilio que ocupaba con su madre; el jardín fue levantado; el sótano y varias dependencias, registradas con sensores especiales para detectar la presencia de un posible cuerpo. Murat fue el escarnio de la prensa británica. En julio de 2008 logró una indemnización colectiva de la prensa por valor de 715.000 euros.

4. ¿Los siguientes sospechosos?

A raíz de la llegada de perros policías, que detectaron rastros de sangre en el apartamento y olor a cadáver en el coche de los padres, los McCann comenzaron a ser sospechosos. En septiembre, fueron interrogados e imputados, pero un año después fueron declarados libres de sospecha.

5. ¿Por qué se acusó a los padres?

La policía portuguesa manejó la tesis de un homicidio involuntario con ocultación del cadáver por parte de los padres, ambos médicos. También se les acusó de haber dado a la niña, que al parecer lloraba mucho, una dosis excesiva de somníferos.

Maddie tiene una señal que no desaparece con la edad: una fractura completa en el iris de su ojo derecho, una línea negra vertical que alcanza desde la pupila hacia el borde del globo ocular.

6. El conflicto entre las policías británica y lusa

El inspector de narcóticos Gonçalo Amaral coordinó las pesquisas del caso Madeleine durante los cinco primeros meses. Él fue el principal instigador de que los padres estaban implicados en la desaparición de la pequeña y además acusó a la policía británica de connivencia con los McCann. Fue retirado del caso, pero escribió dos libros La mordaza, contra la policía británica, y La verdad de la mentira, donde implicaba a los padres en la desaparición de Maddie. Vendió más de 200.000 ejemplares.

7. El policía, el único condenado

Hace dos años, el Tribunal de Justicia de Lisboa condenó al policía Amaral a pagar medio millón de euros a los McCann por los daños causados. Además prohibió la reedición del libro, la difusión del DVD y el reparto de los derechos de autor. En febrero de este año el Tribunal Supremo zanjó la cuestión a favor del policía y en contra de la familia McCann, pues considera que en una situación de conflicto de derechos, entre el honor y la libertad de expresión, “el criterio de ponderación de intereses, actuando según el principio de proporcionalidad y la especificidad del caso, apunta en el sentido de estar la libertad de expresión del reo [Gonçalo Amaral] necesitada de mayor protección”.

8. ¿Cómo colaborar?

El matrimonio McCann creó una página, FindMadeleine.com, para recaudar dinero que permita seguir con la investigación. La madre, Kate, se encarga personalmente de mantener la página y repartir el dinero a detectives, aunque alguno de ellos acabó en defraudador, como se demostró posteriormente.

9. ¿Cómo está el caso diez años después?

La investigación continúa abierta en Portugal e Inglaterra. De vez en cuando llegan avisos de que Maddie ha sido vista en algún país lejano. Siempre han sido falsos.

10. ¿Cómo identificarla a Maddie diez años después?

Madeleine McCann tiene una señal que no desaparece con la edad: una fractura completa en el iris de su ojo derecho, una línea negra vertical que alcanza desde la pupila hacia el borde del globo ocular.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información