Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tormenta Gordon dirige su trayectoria hacia el noroeste y se convertirá en huracán

Los Estados más afectados por las fuertes lluvias y vientos serán Misisipi, Luisiana, Alabama y Arkansas

La tormenta tropical Gordon avanza sobre el Golfo de México.

La tormenta tropical Gordon, que ya golpeó este lunes las costas de Florida (EE UU), amenaza con convertirse en huracán antes de alcanzar esta noche la costa central del Golfo de México, según informó el Centro Nacional de Huracanes. Gordon avanza provocando fuertes lluvias y vientos hacia el noroeste con una velocidad de desplazamiento de 25 kilómetros por hora. Los expertos prevén que el huracán alcance los Estados de Alabama y Arkansas, además de Luisiana y Misisipi, regiones donde tocará tierra. Durante la noche del martes y la mañana del miércoles se desplazará hacia el centro y norte del país. 

La Agencia de Emergencias de Misisipi ha advertido a los residentes en el sur del Estado que deben estar preparados para una evacuación. La alcaldesa de Nueva Orleans, principal puerto del río Misisipi, ha declarado este martes el estado de emergencia en la ciudad, y ha decidido cerrar varias oficinas gubernamentales. Bel Edwars, por su parte, gobernador del Estado de Luisiana, declaró el pasado lunes el estado de emergencia y comprometió el envío de 200 miembros de la Guardia Nacional a las zonas a las que se prevé que afecte el huracán. 

Imagen de este martes del Centro Nacional de Huracanes que muestra la trayectoria de 'Gordon'.
Imagen de este martes del Centro Nacional de Huracanes que muestra la trayectoria de 'Gordon'. EFE

Alberto Moscoso, portavoz de la División de Emergencias de Florida, aseguró tras el paso de la tormenta por este Estado que Gordon no había causado grandes desperfectos. Los huracanes que afectaron el año pasado a Puerto Rico, Florida y Texas causaron miles de muertes y cientos de miles de millones de dólares de pérdidas.

Florence avanza hacia el centro del Atlántico

Por otro lado, Florence se mantiene como tormenta tropical en su avance hacia el centro del Atlántico con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora. Se encuentra a 1.900 kilómetros al noroeste del archipiélago de Cabo Verde (África) y a 2.090 kilómetros al noreste de las Antillas Menores. Esta tormenta tropical se desplaza rumbo al noroeste con una velocidad de traslación de 13 kilómetros por hora y pese a que no supone un peligro inminente para zonas pobladas está siendo monitoreada.

La temporada de huracanes de 2018 en el Atlántico comenzó a finales de mayo y se prolongará hasta finales de octubre o noviembre. Hasta la fecha el fenómeno más mortífero ha sido la tormenta Alberto, que causó una decena de víctimas. La temporada del año pasado dejó más de 3.000 muertos, siendo los huracanes María, Irma y Harvey los más letales. Los meteorólogos estadounidenses vaticinaron el pasado 9 de agosto una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal, Sin embargo, el nuevo pronóstico revisado de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico (antes eran siete) y solo uno de ellos de las categorías más destructivas (antes eran tres).

Más información