Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 324 muertos en Kerala tras las peores inundaciones desde hace un siglo

El Gobierno central envía efectivos por mar y aire para ayudar a las víctimas de las lluvias torrenciales, que han dejado a cerca de 223.000 personas sin hogar en el Estado del sur de India

Voluntarios indios y personal de rescate evacúan a unos residentes en Kozhikode (Kerala).
Voluntarios indios y personal de rescate evacúan a unos residentes en Kozhikode (Kerala). AFP

Las lluvias estacionales del monzón que afecta a India durante la época estival están ocasionando las peores inundaciones vividas en el Estado de Kerala (34 millones de habitantes) desde hace casi un siglo. El jefe del Ejecutivo del Estado del sur del país, Pinarayi Vijayan, confirmó este viernes que el número de víctimas mortales ha ascendido a 324 tras las riadas que empezaron hace nueve días. Las autoridades también informan de que unas 223.000 personas se han refugiado en los 1.568 campamentos de ayuda habilitados a lo largo de la región costera del sur del país; donde se espera que el número de víctimas y afectados aumenten ante los pronósticos meteorológicos.

“Estamos siendo testigos de algo nunca antes visto en la historia de Kerala”, declaró Vijayan a un grupo de periodistas, según informa BBC. “Casi todas las presas están ahora abiertas. La mayoría de nuestras plantas de tratado de aguas están anegadas y los motores dañados”, dijo el jefe del Gobierno de Kerala, quien también aclaró que la situación ha empeorado en los últimos días a raíz del fallo del Estado vecino de Tamil Nadul; que no liberó a tiempo el agua de una de sus presas.

Según el Departamento de Meteorología de India, la intensidad de las lluvias torrenciales del monzón que azotan anualmente la región de Kerala ha aumentado en un 37% desde mayo del presente año. Los expertos también han predicho que el nivel de precipitaciones se mantendrá, como mínimo, hasta el sábado; motivo por el cual las autoridades regionales han declarado la alerta roja en 12 de los 14 distritos de Kerala.

El impacto de las riadas ha obligado al cierre de escuelas en toda la región y ha afectado a la red de transportes; por lo que algunos distritos han prohibido, por motivos de seguridad, la llegada de turistas a uno de los destinos más solicitados por viajeros nacionales y extranjeros. El aeropuerto internacional de la ciudad portuaria de Cochin; principal aeródromo del Estado y uno de los más transitados de India, ha suspendido sus operaciones hasta el 26 de agosto, mientras que muchas carreteras y vías del tren se han visto afectadas. “El nivel de aguas continúa desbordando los carriles y superando el nivel de riesgo de puentes en muchos puntos”, recoge la declaración oficial de las autoridades del Enlace Ferroviario Meridional, que informaba también de la cancelación de más de una docena de trenes a su paso por Kerala.

“La ciudad parecía una isla salpicada con casas y coches sumergidos en aguas turbias y entre cocoteros arrancados”, declaraba un testigo local a la agencia Reuters, después de observar la catástrofe desde uno de los helicópteros desplazados a la zona. Además de los aparatos aéreos que ya asisten a los atrapados en los tejados de sus casas, el Gobierno de Kerala ha solicitado once unidades más al Ministerio de Defensa; a lo que se suman efectivos de la guardia costera y de la Marina. Se espera que el primer ministro, Narendra Modi, visite la región afectada este mismo viernes. Entre tanto, el jefe del Ejecutivo de Kerala, Pinarayi Vijayan, también hizo un llamamiento al resto de ciudadanos indios para que contribuyan económicamente a la ayuda de emergencia y reconstrucción a través del Fondo Presidencial de Socorro.

Más información